Las terapias aromáticas favorecen la relajación del paciente durante la visita al dentista

El miedo al dentista puede intensificarse con el olor característico de las consultas médicas. Oler a desinfectante y a otros productos médicos activan los recuerdos relacionados con el dolor. Es por este motivo que algunos odontólogos utilizan terapias aromáticas para ocultarlo.

La aromaterapia es una técnica de relajación empleada en consultas dentales para conseguir despertar una sensación de bienestar en el paciente. La terapia consiste en la inhalación de los aceites esenciales en todo el entorno odontológico que propician la activación de los procesos de curación innata de cada persona.

Para que el proceso de curación del cuerpo se active es necesario que las aromas provengan de la propia planta y no sean químicas. De este modo, el olor a plantas, hierbas o frutos producirán una sensación de bienestar que se traducirá en una mejor intervención médica. Un paciente relajado es más fácil de atender que uno nervioso y con síntomas de ansiedad.

La utilización de los aceites esenciales se remonta cientos de años atrás y está estrechamente relacionada con la curación física y mental del cuerpo. También se han utilizado para la elaboración de perfumes, cosméticos y medicinas en algunas civilizaciones antiguas.

La aromaterapia forma parte del programa Sedentist que busca la relajación y la comodidad de los pacientes durante la visita dental.