Sonrisa radiante a través de la odontología

Conseguir una sonrisa radiante, que brille muchísimo y muestre un aspecto saludable es fácil siempre que se acuda a una clínica dental de confianza. Para ello, tanto la odontología restauradora como la estética cuentan con numerosos tratamientos que, cada vez logran resultados más satisfactorios entre los pacientes.

Es importante saber que unos dientes perfectamente alineados y sanos, que garanticen una sonrisa espectacular pueden, también, mejorar la autoestima de las personas. Además, un simple cambio estético, a mejor, en las dentaduras logrará generar un cambio mucho mayor a nivel general. Para ello, en las clínicas dentales contamos con tecnologías muy novedosas que nos permiten ejecutar tratamientos, cada vez menos invasivos, para potenciar las sonrisas de nuestros pacientes.

Tratamientos para mejorar la sonrisa

Como hemos comentado, hablamos de odontología estética y reparadora. Aunque en muchas ocasiones, la parte más estética de estas técnicas también permite aportar una mayor funcionalidad a las piezas dentales, así como corregir pequeños defectos. Ocurre lo mismo con las técnicas restauradoras, ya que la parte estética es inherente a ellas.

Para conseguir una sonrisa radiante, una de las técnicas más ejecutadas en las clínicas dentales es el conocido como blanqueamiento dental. Este tipo de tratamientos permiten eliminar las manchas que se acumulan en los dientes y no se pueden eliminar con las limpiezas dentales habituales. Además, aportan mucho brillo a la sonrisa. Lo habitual es realizar el tratamiento en la consulta dental, donde el odontólogo aplicará un potente agente blanqueante que potenciará sus efectos por el uso de una luz LED. Posteriormente, se puede seguir el tratamiento desde casa, aplicando unas férulas dentales con un agente blanqueador menos potente. Esta técnica de odontología estética permite variar el color de los dietes hasta en 10 tonos.

Las carillas de porcelana o composite son otro de los tratamientos dentales que permiten mejorar considerablemente la sonrisa. Se trata de unas finas láminas, generalmente de porcelana, que se adhieren a la capa externa de los dientes. Este tratamiento consigue mejorar el color dental, además de corregir pequeños defectos de alineación, espacios interdentales o, incluso, dientes agrietados.

Por otra parte, el contorneado dental es una de las técnicas de odontología estética que consiguen una sonrisa radiante gracias a la creación de dientes uniformes. Lo que se hace es limar las piezas dentales para evitar variaciones de tamaño y forma, eliminando algunas imperfecciones. Esta técnica se va haciendo de forma paulatina para evitar errores y conseguir grandes resultados.

Los implantes dentales son la solución estética y funcional estrella en las clínicas odontológicas. La implantología dental permite solventar problemas de pérdida de dientes, además de garantizar una sonrisa espectacular. Lo mejor de estos tratamientos es que son muy duraderos, ya que se trata de soluciones de por vida. Algo muy característico es que las prótesis que se colocan sobre los implantes se sienten como los dientes propios debido al proceso de oseointegración que se produce durante el tratamiento.

La ortodoncia, por otra parte, es otro de los tratamientos odontológicos más demandados. Lejos de utilizar los clásicos brackets metálicos, la ortodoncia invisible o Invisaling ha logrado aportar resultados muy satisfactorios de forma extremadamente estética. Esta técnica utiliza alineadores transparentes que deben de llevarse durante el periodo que el odontólogo recomiende para corregir la alineación de la dentadura. Obviamente, este tratamiento garantiza una sonrisa radiante y muy natural.