¿Para qué sirve la férula de descarga?

La férula de descarga es un aparato dental que sirve, básicamente, para prevenir las consecuencias del bruxismo. Su objetivo principal es evitar el desgaste de las piezas dentales y, así, poder disfrutar de una mejor salud bucodental.

El bruxismo es una afección muy común por la que los dientes se suelen apretar originando el clásico rechinamiento al que hace referencia la patología. El problema en cuestión se puede dar tanto por el día como por la noche. Además de tratarse de un acto muy incómodo para quien lo padece, provoca un desgaste dental bastante acusado. Por este motivo hay que solventar el problema a la mayor brevedad.

Hay que tener en cuenta que el bruxismo puede ocasionarse a cualquier edad. Y tomar medidas de inmediato es la mejor acción para evitar que el desgaste dental pueda ocasionar grandes problemas en la salud oral de quienes lo padecen.

La férula de descarga

Se podría decir que se trata de una especie de aparato que se coloca en los dientes para que estos no se vean perjudicados a causa del bruxismo. Al llevar colocada la férula, el desgaste no afectará a las piezas dentales al rechinar los dientes, ya que estos chocarán contra el aparato en cuestión. Se trata, por lo tanto, de un buen remedio para salvaguardar la salud de la dentadura en aquellas personas afectas de este tipo de problemas bucodentales.

La férula de descarga se utiliza para el tratamiento del bruxismo , el cual se origina por situaciones de tensión y estrés que provocan que, de una manera inconsciente y más por la noche,  se aprieten los dientes de forma intensa. Todo ello ocasiona desgastes de los dientes que pueden desencadenar alteraciones de la articulación temporomamdibular y dolores intensos alrededor de los oídos que puede confundirse al principio con el de una otitis. En estos casos es necesario colocar una férula de descarga e incluso tratamientos con fisioterapia y ultrasonidos alrededor de la articulación y las barras maxilares, pues la misma tensión y el estrés provocan contracciones musculares que llegan a dificultar la apertura de la boca

La férula de descarga que se utiliza para evitar los daños ocasionados por el rechinamiento de dientes no debe de ser molesta. Teniendo en cuenta que se fabrican a medida, a partir de un molde bucal del paciente, deberían de resultar cómodas en todo momento. En caso contrario, la mejor opción es visitar al odontólogo para trasladarle el problema y que este pueda solventar la situación cuanto antes. Es cierto que durante los primeros usos es posible que se note una sensación extraña, pero tras unos días, la cavidad bucal se habrá acostumbrado completamente a la férula.

Algo fundamental para los pacientes que son tratados con férula de descarga es la limpieza de la misma. Es primordial higienizar este aparato a diario. Agua y jabón neutro puede ser una solución adecuada para mantener limpia la férula contra el bruxismo. No obstante, el dentista siempre realizará unas recomendaciones a tener en cuenta para alargar la vida de la férula bucal. En las farmacias venden unos productos especiales para la limpieza de este tipo de aparatos. Lo que se consigue usándolos es evitar que las bacterias campen a sus anchas en el interior de la férula de descarga.

Tratar el bruxismo es fundamental para evitar daños graves en los dientes. Por este motivo, ante el más mínimo síntoma de rechinamiento dental es necesario acudir al dentista para que el profesional pueda ofrecer tratamientos óptimos en todo momento.  En muchas ocasiones, el paciente que padece bruxismo no termina de darse cuenta, ya que el problema se agrava durante la noche y el rechinamiento dental es totalmente involuntario. Pero algunos síntomas como dolor dental, dolor en la mandíbula o desgaste de dientes, pueden aportar pistas sobre la patología. Ante estas situaciones, la consulta con el odontólogo debería de ser inmediata.