SEPA y SEC se unen en la prevención de patologías cardiovasculares y periodontales

La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC) han emitido un informe conjunto para la prevención de enfermedades cardiovasculares y periodontales. Se trata de una unión pionera en España, ya que son dos áreas de especialidad muy diferentes que, a priori, parecen no tener nada que ver.

Pero nada más lejos de la realidad, porque los últimos estudios han demostrado la relación existente entre la enfermedad periodontal y las patologías cardiovasculares. Por este motivo, ambos colectivos científicos han decidido unir sus fuerzas en pro de la prevención de ambas enfermedades. Se trata de una forma de evitar accidentes cardiovasculares derivados de una mala salud bucodental.

El informe desarrollado por SEC y SEPA

Todo el informe que han desarrollado en común ambos colectivos sanitarios gira en torno a la prevención. La literatura científica más reciente muestra claramente que la enfermedad de las encías está directamente relacionada con patologías del corazón y esto ha hecho que estas sociedades médicas unan sus fuerzas para trabajar en conjunto, con la intención de cambiar los hábitos de vida de los pacientes que se encuentran en grupos de riesgo elevado para sufrir cualquiera de estas enfermedades.

El vicepresidente de SEPA, Adrián Guerrero, ha asegurado que, si las encías de un paciente están sanas, la reducción del riesgo a padecer problemas cardiovasculares es muy notable y por lo tanto es importante trabajar en este sentido.

Todo el informe explica las necesidades de llevar a cabo unos hábitos de higiene oral saludables y enfocados a garantizar una boca sana para evitar que las infecciones bacteriológicas sean capaces de atacar a otros órganos del cuerpo, incrementando el riesgo a sufrir problemas de corazón notables.

De esta forma, el grupo de trabajo formado por SEPA y SEC ha creado un documento en consenso que resulta pionero a nivel nacional. De esta forma, tanto odontólogos como cardiólogos seguirán las mismas pautas a la hora de ofrecer consejos prácticos a la población y lograr, así, reducir los riesgos a padecer problemas cardíacos.

Los responsables de ambos colectivos médicos aseguran que este consenso era totalmente necesario para trabajar en el mismo camino y unir sus fuerzas. El único objetivo del informe es generar recomendaciones en pro de la prevención que seguirán tanto los cardiólogos como los odontólogos y los médicos especializados en atención primaria.

Al final, lo más importante es enviar un mensaje claro tanto a la población sana como a aquellas personas que están en riesgo claro de padecer patologías cardiovasculares graves.

Tanto odontólogos como cardiólogos establecen que existe una clara relación entre el corazón y la boca. La explicación científica reside en que las bacterias que se ubican bajo las encías cuando se sufre la enfermedad periodontal, pueden pasar al torrente sanguíneo, afectando a otros órganos como el corazón.