Señales de alarma que pueden alertar de un cáncer

El cáncer en cualquiera de sus versiones es una de las patologías más comunes existentes hoy en día. Los síntomas o signos de este tipo de enfermedades son realmente diversos, ya que en función del órgano afectado estos pueden variar considerablemente. No obstante, el Dr. Pedro Aramburo, Director Médico del iTAcC (Instituto de Técnicas Avanzadas contra el Cáncer) ha establecido un total de doce síntomas que podrían estar relacionados con la aparición o desarrollo de un tumor.

Cada una de estas señales de alarma pueden ayudar a diagnosticar un cáncer. Aunque no siempre tienen por qué ser signos de tumores. No obstante, el mejor consejo es acudir al médico en el caso de que se presenten síntomas persistentes que puedan relacionarse con cualquier tipo de cáncer.

12 síntomas y señales de alarma relacionados con el cáncer

  1. Fiebre: la fiebre sin sentido puede estar relacionada con patologías como el linfoma o la leucemia. De hecho, se trata de uno de los signos tempranos que alertarían de la aparición de uno de estos tumores.
  2. Pérdida de peso: perder peso de forma inexplicable es común a casi todos los tipos de cáncer. Se trata de una pérdida de peso superior a 5 kilos, en poco tiempo y de forma inesperada. En los cánceres relacionados con el sistema digestivo, como el esófago o el páncreas, es uno de los síntomas más comunes. No obstante, la pérdida de peso suele darse cuando el tumor ya está avanzado.
  3. Dolor: en algunos tumores como el de testículos o de huesos, el dolor es uno de los signos más tempranos. En el caso de un cáncer cerebral, si se padece una cefalea (dolor de cabeza) persistente, que no remite, podría ser una señal de alarma a tener en cuenta.
  4. Cansancio: por norma general, cuando cualquier tipo de cáncer va avanzando lo más habitual es que el cansancio se convierta en parte de la patología. Aunque también es una señal temprana en leucemias o en cánceres digestivos.
  5. Cambios tópicos: las alteraciones, de cualquier tipo, en la piel son imprescindibles para diagnosticar un cáncer de piel. Además de los cambios de color, tamaño y forma de lunares, la aparición de enrojecimiento, ictericia o picor también se puede asociar a este tipo de tumores.
  6. Regularidad del intestino: la diarrea o el estreñimiento que se alarga en el tiempo se puede asociar a tumores como el de colon.
  7. Manchas en la boca: las manchas blancas en cualquier parte de la cavidad oral pueden ser lesiones relacionadas con el cáncer oral. En estos casos acudir al dentista de inmediato es lo más importante para lograr un diagnóstico precoz y poner en marcha un tratamiento adecuado.
  8. Heridas: el cáncer de piel cuenta con un síntoma bastante común. Se trata de la dificultad de cicatrización de algunas heridas. Por su parte, las úlceras orales que no cicatrizan debidamente también son un signo temprano de un posible cáncer oral.
  9. Sangrado: la sangre es uno de los signos de varios tipos de tumores. Por ejemplo, toser sangre está asociado al cáncer de pulmón. El cáncer de cuello de útero también puede contar con pequeños procesos sangrantes. Lo mismo ocurre con el cáncer de colon y otros tipos de patologías tumorales.
  10. Tragar con dificultad: los cánceres de faringe, estómago o esófago pueden presentar este signo de forma habitual.
  11. Bultos: uno de los síntomas que muestran la posibilidad de un cáncer son la aparición de bultos, generalmente en masas blandas. De hecho, es uno de los síntomas más comunes en el cáncer de mama o testicular.
  12. Tos: el cáncer de pulmón se asocia con procesos de tos persistentes.

Ante la aparición inexplicable de cualquiera de este tipo de síntomas y la perdurabilidad en el tiempo, lo mejor será visitar al médico para que pueda eliminar todo tipo de sospechas y, así, evitar que problemas de salud más graves se extiendan sin ser tratados.