¿Sabes qué es un quiste dental y cómo tratarlo?

Son muchas las afecciones que pueden afectar a la cavidad oral. Entre ellas, los quistes dentales resultan relativamente frecuentes en la población de cualquier edad. Por norma general se trata de alteraciones de carácter benigno, aunque hay ocasiones en las que su evolución sin tratamiento puede desembocar en un quiste maligno, pudiendo llegar a provocar la pérdida dentaria o el deterioro del tejido óseo de la zona.

El quiste odontogénico o dental es una cavidad en la que habita material líquido o semisólido. Habitualmente se origina como consecuencia de alguna infección dentaria u ósea. Es importante recurrir a un tratamiento rápido de extirpación para evitar el daño en las piezas dentales adyacentes o la pérdida de hueso mandibular.

El quiste dental puede presentarse a cualquier edad y en función de su formación será de un tipo u otro. Los quistes dentales inflamatorios son aquellos que surgen a consecuencia de una inflamación como la periodontitis. Por su parte, los quistes del desarrollo tienen que ver con los tejidos epiteliales alterados, como los dientes retenidos o que no han logrado erupcionar debidamente.

Pese a que suele tratarse de afecciones benignas y de fácil extirpación es posible que crezcan de forma activa, llegando a hacerse quistes muy grandes, capaces de dañar negativamente el hueso o provocar el desplazamiento de los dientes que habitan en la zona afectada.

Sintomatología del quiste dental

El principal problema al que nos enfrentamos con la aparición de un quiste dental es que la sintomatología del inicio de la afección suele ser nula. Es decir, no presenta dolor y solamente son detectables en análisis radiográficos rutinarios. Por este motivo, visitar al dentista de forma periódica es tan importante. Ya que cuanto antes se traten estas patologías orales menos riesgo habrá de pérdida dental.

En algunas ocasiones, el síntoma más notable es el desplazamiento de las piezas dentales y cuando el quiste dental está relacionado con una grave infección bucal es habitual que aparezcan cuadros de dolor dental intenso. Ante cualquiera de estos síntomas es necesario visitar la clínica dental para poder seguir un tratamiento oportuno y adecuado.

Tratamiento de los quistes odontogénicos

El tratamiento existente para eliminar los quistes dentales, sean del carácter que sean, es la cirugía. El odontólogo especializado tendrá que extirpar el quiste de la forma más correcta para evitar que pueda volver a aparecer en el futuro. Este procedimiento quirúrgico es relativamente rápido, ya que suele durar algo menos de media hora. Además, se trata de un tratamiento totalmente indoloro, ya que se realiza usando anestesia local. Durante los días del postoperatorio, el dentista recomendará una dieta blanda y es posible notar algunas molestias en la zona intervenida.