Riesgo de caries con las bebidas azucaradas

La caries dental es un problema que afecta a la gran mayoría de la población. Numerosos estudios han probado que el azúcar es el elemento que provoca más caries en los dientes. Este año, precisamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) volvió a lanzar sus recomendaciones sobre la ingesta de azúcar en adultos y niños. Si en 2002 las recomendaciones del organismo pasaban por no ingerir más del 10 % de azúcar del aporte calórico, en 2015 han reducido esta recomendación hasta la mitad. Esto se hace para concienciar a la población sobre los riesgos que conlleva para la salud bucodental y la obesidad el consumo descontrolado de azúcar.

Azúcares libres monosacáridos

Tanto las recomendaciones de la OMS, como las de los dentistas, pasan por evitar, en la medida de lo posible, los azúcares añadidos de las dietas tanto de niños como de adultos. No obstante, educar a los más pequeños en esto puede ser muy favorable para el futuro. Si la recomendación establecida dice que el consumo de azúcares libres no debería de superar las seis cucharillas de café diarias, hay que tener en cuenta que la ingesta de algunas bebidas azucaradas ya lleva a ese límite. Por ejemplo, un refresco convencional de cola tendría unas 5 cucharillas de azúcares monosacáridos en su interior. Si a esto le sumamos, el azúcar del desayuno, la pastelería y los alimentos con altos contenidos en azúcares añadidos, como las salsas, se estaría rebasando el límite de forma descontrolada.

Cuidar la salud dental pasa por evitar ingerir azúcar sin control. Teniendo en cuenta que casi el 100 por cien de la población adulta española ha padecido caries en algún momento, a lo largo de su vida, y que se sabe que el consumo de azúcar es la principal causa de caries dental en occidente, sería muy necesario limitar las bebidas azucaradas para evitar este elevado porcentaje de problemas dentales.

Obviamente, las bebidas azucaradas industriales no favorecen, en absoluto, la salud bucodental. En este sentido, la recomendación más importante pasaría por limitar su consumo de forma óptima. Además, es preferible tomar zumos de frutas naturales, sin azúcares añadidos, antes que bebidas procesadas, de origen industrial.

En España se ingiere más del triple del azúcar que recomienda la OMS en la actualidad. Y esto debería de servir para cambiar estos hábitos de forma radical. Además, es muy importante llevar a cabo buenas rutinas de higiene dental, que resulten convenientes para evitar las caries. Para ello, si se ingieren bebidas azucaradas, lo ideal es esperar una media hora para lavarse los dientes. No obstante, enjuagar la boca con agua limpia puede ser un acto muy positivo.

Además, visitar al dentista de forma periódica resultará primordial para garantizar una correcta salud bucodental en adultos y en la infancia. Una caries tratada a tiempo será un problema mucho menor que si evoluciona, pudiendo ocasionar mayores consecuencias en la salud dental. También es muy importante estar concienciado con los hábitos saludables y limitar la ingesta de bebidas azucaradas que no son, en absoluto, beneficiosas para la salud.