Reparar las caries a través de células madre del propio diente

La odontología evoluciona de forma notable. En este sentido, una investigación llevada a cabo por científicos del Instituto Dental del King’s College de Londres, ha demostrado la efectividad de una nueva técnica para tratar las caries de forma óptima e indolora. El estudio, publicado en la revista Scientific Reports, demuestra cómo es posible curar una caries con la estimulación de las células madre, presentes en el propio diente afectado.

Hasta la fecha, tratar una caries requiere el uso de materiales de relleno o amalgamas. Esto es lo que conocemos como empaste dental. Generalmente, los pacientes no se sienten muy cómodos ante este tipo de tratamientos por la inconveniencia de la anestesia y el uso del famoso torno. Además, aquellas personas que sufren miedo al dentista u odontofobia suelen ser reacias a este tipo de procedimientos dentales.

Por ello, el descubrimiento de un tratamiento mínimamente invasivo para eliminar las caries siempre es un motivo de celebración. Lo que proponen los investigadores es que se pueda facilitar la reconstrucción natural de la pieza dental dañada a través de la estimulación de las células madre que se hallan en la pulpa dentaria. Con este sistema se consigue generar grandes cantidades de dentina para tapar las caries, evitando los empastes dentales.

Lo más curioso de todo es que, según los responsables del estudio, se trata de un tratamiento simple y completamente natural.

Estimulación de las células madre dentales

La caries, una afección muy común en la población, provoca la apertura de un agujero en el diente afecto, exponiendo la pulpa dental a la posible aparición de infecciones en la cavidad oral. Generalmente el cuerpo es capaz de producir una fina capa de dentina por sí solo. El problema es que esta capa no resulta suficiente para reparar el problema por completo.

Hasta ahora lo que se hace para rellenar este hueco es recurrir a los empastes dentales. Pero, hay que tener en cuenta que por los materiales que se usan, estas reparaciones, no suelen ser definitivas, en la mayoría de los casos. Las amalgamas o resinas dentales pueden agrietarse o romperte, volviendo a exponer al diente a la aparición de infecciones. Esto implica que los empastes dentales deban ser reemplazados o restaurados con el paso del tiempo.

Nuevo método para eliminar caries

El nuevo proceso, descubierto por los científicos del King’s College, es muy sencillo. Lo que se consigue es una reparación completamente natural y total de la pieza dental afectada por la caries. Para llevarlo a cabo se deben colocar unas esponjas de colágeno biodegradables y mojadas en ciertos fármacos en la cavidad que ha dejado la caries dental. Esta combinación de componentes estimula a las células madre dentales, logrando que el diente genere nueva dentina.

Algunos de los fármacos empleados en estas esponjas biodegradables ya han sido ensayados en el tratamiento de otras patologías, lo que podrá acelerar el proceso de aplicación en las clínicas dentales. De hecho, estas esponjas de colágeno ya están aprobadas para su práctica clínica.