Remedios caseros para tratar y evitar problemas en la boca

Los remedios caseros que circulan por Internet para curar diferentes afecciones bucales pueden resultar muy peligrosos para la salud. Por ello, te recomendamos de que actúes con cautela ante ellos. Es decir, es imposible eliminar la enfermedad periodontal si no interviene un odontólogo profesional, así que no hay manera de solventar el problema recurriendo a recetas caseras.

De hecho, muchos de los remedios que se indican a través de la Red pueden resultar perjudiciales para la salud oral, debido a la combinación de ingredientes. El mejor consejo es que, ante cualquier situación que afecte a tu salud bucodental, acudas al dentista de inmediato y pongas el caso en su conocimiento.

No obstante, es cierto que podemos hablar de algunos remedios caseros para condiciones orales leves. No existen recetas que blanqueen los dientes de forma natural sin dañarlos, igual que es imposible eliminar la periodontitis sin acudir al dentista. Pero sí que podemos hablar de opciones naturales para evitar el mal aliento, para tratar las heridas en la boca o para prevenir la aparición de aftas bucales.

No obstante, lo primordial a la hora de lograr unos dientes sanos y saludables es apostar por la higiene dental diaria. Para ello, es importante cepillarse los dientes entre dos y tres veces al día, durante dos minutos mínimo. Hay que recurrir a pastas dentales fluoradas, que garanticen las mejores condiciones en el interior de la cavidad oral. Además, la dieta equilibrada siempre favorecerá la salud bucodental.

Remedios caseros para los dientes y la boca

Heridas en el interior de la boca

Un simple mordisco, un impacto o un roce, pueden provocar molestas heridas o cortes en el interior de la cavidad oral. Obviamente, si se trata de una pequeña herida que afecta a los tejidos blandos no es necesario acudir al dentista. En el caso de que no se cure con el tiempo o empeore, el odontólogo debe de estar al corriente por si el problema es otro.

Un remedio casero para las heridas de la boca es tan simple como usar agua con sal. La sal es un gran antiséptico natural, que ayudará a cicatrizar la herida. Simplemente hay que mezclar una cucharadita de sal con medio vaso de agua y realizar enjuagues tres veces al día.

Mal aliento

La halitosis es un problema muy común en la población general. No hace mucho os explicamos qué tipo de alimentos son perfectos para evitar el mal aliento. Las frutas y verduras contienen nutrientes específicos que pueden erradicar este tipo de problemas orales. Obviamente, esto solamente es eficaz cuando el problema del mal olor oral está ocasionado por la ingesta de algún tipo de alimento que lo provoca. En caso de que la afección se deba a otras cuestiones, acudir al dentista es la mejor solución.

Si has comido ajo o cebolla y necesitas eliminar ese mal aliento que deja el consumo de estos alimentos puedes masticar un trozo de limón, con la piel, para que absorba el olor. Este tipo de remedios no deben de realizarse a diario ni muy a menudo. Ten en cuenta que los ácidos en la boca pueden erosionar los dientes.

Aftas bucales

Las aftas bucales son pequeñas heridas o rojeces que aparecen en el interior de la boca. Generalmente suelen darse en el paladar, el interior de las mejillas o la lengua. Se caracterizan por que no resultan contagiosas en absoluto. Generalmente no duelen, pero es probable que generen una pequeña sensación de ardor.

Uno de los remedios caseros para las aftas orales es la infusión de caléndula. Solo hay que hervir una cucharada de esta planta en un vaso de agua y, cuando esté tibio realizar, enjuagues bucales varias veces al día. La caléndula tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Por ello puede ser un buen remedio contra las aftas y úlceras en la boca.