Reconstrucción bucal completa

Tanto la estética dental como los problemas provocados por la incorrecta salud bucal pueden requerir de un tratamiento de reconstrucción bucal completa. Para llevar a cabo este tipo de soluciones dentales, es primordial que el dentista realice un examen totalmente exhaustivo de la dentadura y toda la cavidad bucal. Sólo a través de este estudio podrá determinar las verdaderas necesidades del paciente. Además, en una reconstrucción bucal intervienen diversos factores a tener en cuenta. Desde luego que, una restauración de todas las piezas dentales puede cambiar la estética de una persona de forma radical, pero también es fundamental para conseguir una salud oral adecuada. Evitar problemas dentales es muy necesario para que se disponga de una dentadura sana.

¿Qué pasos hay que seguir para una reconstrucción bucal completa?

Examen exhaustivo de la cavidad bucal: si piensas que necesitas rehabilitar todos tus dientes, lo primero que debes hacer es acudir a tu odontólogo de confianza. Éste elaborará un estudio pormenorizado de todas tus piezas dentales, incluyendo la mandíbula y los tejidos periodontales. Además, observará la estética adecuada en concordancia con tu boca. Cuando el dentista haya efectuado este examen te ofrecerá una serie de conclusiones, basándose en las necesidades concretas de tus piezas dentales. Muchas veces una reconstrucción completa puede resultar la mejor alternativa para tratar diversos problemas dentales y garantizar unos dientes saludables, tanto a nivel funcional como a nivel estético.

Tratamiento de enfermedades dentales: tras el examen que ha realizado el dentista, es posible que, éste, observe algún tipo de enfermedad periodontal. Si esto es así, lo más probable es que la recomendación sea tratar en primer lugar esta enfermedad. Realizar una reconstrucción bucal completa mientras se padece un problema periodontal no facilita las cosas. Antes de comenzar con el proceso de restauración hay que garantizar la salud bucodental. Las enfermedades periodontales pueden estar provocadas por diversos motivos, entre ellos destacan las caries no tratadas correctamente o la falta de higiene dental por un periodo prolongado. La correcta higiene bucodental es fundamental para que la salud oral sea la más adecuada.

Comprobación de la oclusión (mordida): es posible que los músculos de la mandíbula no funcionen correctamente y la mordida de sus dientes disponga de fallos. En estos casos, el dentista puede recomendar un tratamiento previo con ortodoncia para corregir los defectos mandibulares y la oclusión.

Factores estéticos: el aspecto de los dientes es fundamental para realizar un proceso de reconstrucción total de la dentadura. El odontólogo comprobará el tamaño, tono y forma de los dientes antes de llevar acabo la rehabilitación. Estéticamente es muy importante no crear piezas dentales que desentonen con un rostro concreto.

¿Por qué hacer una reconstrucción bucal completa?

En muchos casos, los dientes disponen de caries y enfermedades que muestran un mal aspecto estético. En ocasiones, la mejor opción es restaurar todas las piezas dentales para otorgar a la boca mucha salud y garantizar una estética saludable.

Una reconstrucción dental completa requiere un plan integral de tratamientos que, el dentista, elaborará concienzudamente para garantizar el mayor éxito. Este tipo de tratamientos suelen ser extremadamente duraderos y eficaces. Lo principal es consultar con el odontólogo para que pueda valorar todas las posibilidades.