Agentes químicos tóxicos en las pastas de dientes

Los cosméticos de uso diario siempre han sido susceptibles a ser analizados e investigados, para comprobar qué tipo de componentes se usan en su formulación. Generalmente, en las etiquetas de los productos se incluye una larga lista de agentes, empleados en cada cosmético, a través de la que se puede observar si llevan parabenos o compuestos que puedan resultar tóxicos.

En este sentido, el Instituto Cornucopia, de Estados Unidos, ha puesto la alerta sobre algunas pastas de dientes que se venden en el mercado actual. con los resultados del análisis sobre la mesa, se demuestra que muchos de los dentífricos actuales cuentan con agentes químicos que pueden resultar tóxicos para el organismo. El ensayo que ofrece esta información está orientado a analizar los hábitos alimenticios y de consumo.

Pastas de dientes con compuestos químicos

Los responsables de la investigación aseguran, además, que muchas de las pastas de dientes (de primeras marcas) analizadas, indican que son naturales. Pero, lo que esconden en sus componentes no resulta tan natural o inocuo. Por norma general, estos productos cosméticos esconden varias sustancias tóxicas, que pueden resultar dañinas para la salud, tales como aromas artificiales, tintes, saborizantes o edulcorantes, entre otras.

Una de las pastas de dientes analizadas por este instituto americano cuenta con tensioactivos artificiales, espumantes y carragenina. El último es un agente químico que proviene de las algas, que está relacionado con la inflamación de las mucosas.

Según los datos aportados en este estudio, las pastas de dientes de marcas muy conocidas cuentan con alérgenos y químicos abrasivos. Por ello, reclaman una mayor regulación al respecto por parte de las autoridades.

Por otra parte, en el estudio de los dentífricos han detectado, que algunas marcas recurren al triclosán. Este compuesto químico tiene una base antibacterias y fungicida. El problema es que numerosos estudios científicos han demostrado que está relacionado con cierta resistencia a los antibióticos y a alteraciones hormonales.

Europa no aprueba algunos de los químicos

No obstante, el uso de triclosán está prohibido en las pastas de dientes que se venden en la Unión Europea. Desde el año 2014, la Comisión Europea no autoriza este componente ni en pastas de dientes, ni en otros cosméticos. Aunque sí que está permitido su uso en concentraciones inferiores al 0.3 %.

Los responsables del Instituto Cornucopia denuncian las diferencias entre los agentes químicos que permite al FDA americana y la Comisión Europea. De un total de 12.000 compuestos que se usan en productos cosméticos, solo 11 están prohibidos en Estados Unidos. Sin embargo, en Europa, son más de 1.300 componentes químicos los que no se pueden usar en cosmética.