¿Qué tipo de carillas dentales existen?

Las carillas nos permiten cambiar el color y la forma de los dientes sin apenas tocarlos. No tenemos que rebajar ni limar el diente (lo que si es necesario cuando se hace una funda dental) pues se colocan en la parte frontal del mismo.

Las carillas son muy finas, miden entre 0,3 y 1 milímetro de espesor; por ello, se adhieren sobre el esmalte, mediante un cemento de resina, sin tener que sacrificar o intervenir el tejido del diente para rebajarlo o moldearlo. De este modo, la estructura del diente queda intacta y no es necesario anestesiar al paciente.

Veamos los distintos tipos de carillas dentales. Los dos materiales más comunes utilizados para carillas dentales son:

Carillas de Composite

Carillas dentales de composite se realizan directamente (en el interior de la boca) en el momento de su cita con el dentista. En consecuencia, sólo es necesaria una visita para colocarlas. Suele ser una vista bastante larga aunque depende de cuantas se están realizando.

Carillas de composite son la manera  más rápida y  más barata, y es la manera   menos destructiva para restaurar y corregir problemas estéticos leves.

Carillas Componeer

Con las carillas componer son carillas de composite ya listas para colocarlas directamente en sus dientes para obtener  una sonrisa bonita y natural en una sola sesión.

¿Qué son?

Son carillas de composite muy finas que se fijan a la parte delantera de los dientes. Permiten corregir los pequeños defectos estéticos, espacios entre los dientes o mal posiciones.

Se aplica en una sola sesión, el dentista le colocará las carillas de forma individual y obtendrá una sonrisa, blanca estética y muy natural, sin necesidad de un laboratorio protésico, ahorrando visitas y tiempo.

Ventajas

  • Unos dientes más bonitos.
  • No tocar prácticamente nada el diente.
  • Unas carillas duraderas.
  • Una solución económica y estética.

¿Cómo se colocan?

En la misma visita se revisa su salud oral y el estado general de los dientes a restaurar. Se selecciona el tono, se preparan los dientes para el recubrimiento con carillas componer, se colocan las carillas y se les da brillo.

Carillas de Porcelana

Las carillas dentales de porcelana se realizan en un laboratorio dental. Este tipo de carillas necesita  dos a tres visitas para su colocación. Tienen un aspecto super estetico y son más apropiadas para los casos más graves de decoloración, astillado, fracturas, dientes mal colocados, falta de espacio y dientes desiguales.

Las carillas de porcelana resisten las manchas de café, té o fumar mucho mejor que las carillas de composite. Duran más y se mantienen en buen estado durante más tiempo. La porcelana refleja mejor luz, confiriéndole a sus dientes una apariencia muy natural y atractiva.

Son considerablemente más caras, más difíciles de reparar, si algo sale mal y generalmente un poco más abrasivas con el diente.

Carillas de Zirconio

El Zirconio se está convirtiendo en uno de los materiales más elegidos para las coronas dentales, las  carillas de óxido de zirconio tienen un aspecto translúcido, lo que significa que son indistinguibles de sus propios dientes. Es difícil distinguir una corona de  zirconio de los dientes naturales.

Este tipo de carillas están realizadas  de óxido de zirconio, un material muy fuerte que es compatible con el cuerpo humano. El Zirconio se utiliza en muchas otras aplicaciones médicas, como las articulaciones artificiales y es conocido por su resistencia y durabilidad.

Ventajas

  • Extraordinariamente resistente
  • Puede soportar el desgaste
  • Lo suficientemente translúcido para ser similar a los dientes naturales
  • Tamaño modificable, forma y color
  • Biocompatible
  • Ventajas de las coronas de Zirconio sobre las coronas de porcelana
  • Las coronas de zirconio son definitivamente más fuertes que las coronas de porcelana. Duran más también, en comparación a la porcelana.