¿Qué son los puentes y coronas dentales?

Los puentes y coronas dentales son prótesis que se colocan sobre los dientes o los implantes de manera fija. Por lo tanto sólo las puede extraer un profesional. Aunque son piezas similares, cumplen funciones bien distintas. El dentista recomendará al paciente la necesidad de colocar una de estas prótesis tras evaluar la historia dental en particular.

Coronas y puentes dentales

¿Qué es una corona?

La corona es una especie de funda que cubre por completo un diente en concreto. Suele colocarse en dientes que presentan una incorrecta alineación, tienen un mal aspecto o se ha estropeado por cualquier motivo. Normalmente se utilizan coronas con aleaciones de metales o cerámicas. Es muy común el uso de coronas que en su interior son de metal y la parte exterior es de porcelana. Esto es así porque el metal es mucho más resistente que la porcelana y la corona aguantará mejor. La tonalidad de la prótesis la elegirá el dentista en función del color de las piezas dentales originales del paciente.

Son muchas las funciones de las coronas. Pudiendo usarse para cubrir un diente manchado, para colocar un puente, para arreglar una fractura dental e, incluso, evitar que una pieza dental pueda romperse debido a su debilidad.

¿Qué son los puentes?

En el caso de que exista una falta de dientes en la boca, se estará provocando una mordida que no es adecuada. Esto puede provocar diversos problemas dentales a largo plazo, incluyendo la enfermedad de las encías. Los puentes dentales sirven para cubrir los espacios de los dientes inexistentes.

Para colocar un puente debe haber pilares y pónticos. Los pilares son los dientes originales que, como su nombre indica, aguantan de la mejor manera el puente. Estos pilares están cubiertos por las coronas dentales. Y los pónticos, son los dientes protésicos que cubren el espacio que ha dejado la pérdida dental.

¿Cómo se colocan las coronas y puentes?

En primer lugar, el odontólogo hará un molde adecuado de la funda dental para que un laboratorio protésico elabore la corona siguiendo las instrucciones que le proporcionará el dentista sobre coloración y tamaño.

Tras esto, el dentista preparará el diente afectado, reduciéndolo y tallándolo, para colocar una funda de manera temporal para, finalmente, poner la corona o puente que el laboratorio dental ha realizado según el molde específico.

¿Cómo cuidar las coronas y puentes?

En este sentido, es fundamental mantener una higiene dental muy correcta y exhaustiva, puesto que si se produjera algún tipo de enfermedad de las encías, las prótesis dentales perderán su punto de apoyo, acortándose así la vida de las mismas. Normalmente, las fundas de dientes disponen de una gran duración, pero es muy importante cuidarlas diariamente para evitar posibles deterioros. Es posible que las coronas y puentes se aflojen con el paso de los años. Si esto ocurre, la visita al dentista es importantísima. El profesional será quien pueda volver a colocar la prótesis debidamente.

Acudir a las revisiones periódicas con el odontólogo es muy importante para garantizar la máxima vida de las fundas dentales y prevenir futuras afecciones de los dientes.