¿Qué son las caries y cómo prevenirlas?

La caries es una enfermedad multifactorial que destruye las estructuras dentales debido a la desmineralización que provoca la placa bacteriana en los dientes y sus tejidos. Fundamentalmente suelen detectarse por el cambio de coloración que se produce en las piezas dentales.

Qué son las caries

Las caries pueden llegar a afectar los tejidos internos de los dientes. En estos casos aparece el dolor, llegando incluso a formarse un flemón o hinchazón de las encías. En primer lugar, las bacterias y los ácidos que se generan atacan al esmalte, llegando a destruirlo por completo. Posteriormente la lesión suele llegar a la dentina para comenzar a atacar a la pulpa dentaria.

Si la caries no se trata con rapidez y eficiencia, es posible que acabe con el diente, destruyendo de forma directa el nervio. Una caries descontrolada puede provocar un absceso, es decir, una infección seria en la raíz de la pieza dental.
Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), las caries son una Epidemia a nivel internacional, que afecta a más del 80 % de la población mundial. Por lo tanto, se está trabajando en poner en funcionamiento una serie de medidas preventivas que controlen y consigan erradicar esta epidemia de manera fiable y segura.

¿Qué provoca las caries dentales?

Las caries se forman con el paso del tiempo, debido a la presencia de ácidos en la boca que llegan hasta ella a través de la placa bacteriana. La dieta y los estilos de vida tienen mucho que ver en el proceso de formación de caries.
El consumo de alimentos ricos en azúcares y almidones, los malos hábitos en la higiene bucal y la técnica incorrecta de cepillado puede desencadenar caries en los dientes desde la infancia.

Las caries en los adultos, aunque menos frecuentes, son también un serio problema que ataca a la población. A los factores mencionados anteriormente debemos sumar el uso de algunos medicamentos que pueden provocar sequedad bucal y, por ende, aparición de algunas caries. Además, algunos tratamientos médicos como la quimioterapia y la radioterapia pueden conllevar la formación de caries.

Prevención de las caries

1. Las revisiones dentales periódicas en el odontólogo son importantísimas para prevenir cualquier aparición de caries. Será el dentista quién, tras una revisión bucal pueda comprobar si existe caries en sus primeras etapas de formación. De esta forma se podrá acabar con ella sin la necesidad de sufrir males mayores.
2. La higiene bucal es fundamental. Los dentistas recomiendan cepillar los dientes dos o tres veces al día con una pasta fluorada. La técnica de cepillado debe ser la correcta para acabar con las bacterias de la forma más eficaz. Es, también, necesario el uso de hilo dental para eliminar los restos de comida que puedan quedar entre los dientes. y, por último, el uso de un colutorio o enjuague bucal una vez al día será un gran aliado para luchar contra las bacterias que se apoderan de las piezas dentales.
3. La dieta es, también, fundamental para prevenir las caries. Una dieta saludable, en la que se evite, en la medida de lo posible, los alimentos azucarados será de gran ayuda para evitar la formación de caries dentales.