Qué es la odontología cosmética

A menudo vemos, en programas de televisión y películas, a personajes públicos que tienen una sonrisa perfecta y nos preguntamos ¿cómo es posible que su dentadura esté tan alineada y sea tan bonita? Pues está claro que no todo el mundo tiene la suerte de disponer, de forma natural, de unos dientes impecables. Lo cierto es que resulta muy complicado conseguir que la sonrisa sea maravillosa. La odontología cosmética es una rama de la odontología que se centra, precisamente, en eso. Es decir, nos ayuda a solucionar ciertos problemas estéticos de los dientes a través de diversos tratamientos dentales.

Odontología cosmética

En muchas ocasiones tenemos algunos reparos o vergüenza al sonreír, debido a los defectos estéticos de nuestra dentadura. Esto tiene solución, es totalmente reparable. Lo más importante es conseguir un efecto muy natural a través de la odontología cosmética. Para ello, debemos acudir a una clínica dental especializada en este tipo de tratamientos y que nos aporte confianza. El dentista nos recomendará los tratamientos más eficaces para solucionar nuestros problemas dentales o complejos. Es importante que acudamos a centros especializados, con profesionales formados y con experiencia, porque ellos serán quienes nos aconsejen las mejores opciones según el caso concreto.

Esto significa que si, por ejemplo, la coloración de tus dientes no te permite sonreír con naturalidad y deseas realizar un blanqueamiento dental, es fundamental que el profesional te indique las opciones que tienes al respecto. Además, te hablará del tono acorde a tu rostro y cuál sería el ideal para no desentonar y conseguir la naturalidad deseada. Esto hay que tenerlo muy claro, porque si decidimos que queremos los dientes blancos como la nieve, es muy posible que el dentista nos lo desaconseje. Se trata de conseguir que el efecto, a través de la odontología cosmética, sea lo más natural posible. Nadie debe notar que tus dientes han sido blanqueados.

Algunos tratamientos de odontología cosmética

Los tratamientos dentales que se suelen utilizar en esta rama de la odontología son bastante variados y es necesario que la clínica dental disponga de mucha experiencia en odontología cosmética para llevarlos a cabo.

  • Carillas de porcelana: las carillas se colocan para corregir diversos defectos dentales, como la incorrecta alineación de los dientes o la coloración y manchas de las piezas dentales. Las carillas son pequeñas piezas de porcelana que se ponen sobre los dientes, consiguiendo un efecto muy natural.
  • Blanqueamiento dental: el blanqueamiento dental LED es el que más se utiliza en estos momentos. Se trata de llevar a cabo el blanqueamiento de dientes con una tecnología LED, en la que se coloca una férula y se le aplica luz LED durante el tiempo que indique el odontólogo. Este tratamiento dental es bastante efectivo, aunque es posible que no logre eliminar ciertas manchas. En ese caso, las carillas dentales serían la opción perfecta.
  • Ortodoncia: la ortodoncia también puede considerarse odontología cosmética, en muchos casos. Suele utilizarse para corregir problemas de alineación dental o desajustes en la cavidad bucal. Para los adultos, la ortodoncia invisible o Invisaling es la que más gusta. Se trata de colocar un aparato totalmente invisible y removible. Este tipo de ortodoncia sólo la pueden colocar dentistas especializados y expertos en ello.
  • Tratamientos de cirugía: algunas cirugías dentales sirven, también, para reparar problemas estéticos. En el caso de necesitar cirugía dental, el odontólogo será quien nos explique qué tipo de tratamiento es el que se adecúa a nuestras pretensiones.