¿Qué es la mordida invertida?

La mordida invertida o mordida cruzada anterior es un problema ortodóncico  bastante común. En estos casos, los dientes superiores se sitúan detrás de los dientes inferiores al realizar la mordida. Este problema puede estar ocasionado por diversos motivos, aunque la causa más común suele ser un problema óseo.

Posibles causas de la mordida invertida

Es posible que exista una hipoplasia maxilar, es decir, el maxilar superior es más pequeño de lo que debería ser. El problema esquelético puede deberse, también, a una hiperplasia mandibular. Esto significa que el maxilar inferior es muy grande, o sea, la mandíbula es de mayor tamaño. Las causas más probables de una mordida invertida son las dos mencionadas anteriormente. Incluso, es posible que concurran ambas patologías.

Otra posible causa que puede ocasionar mordida cruzada anterior, es mucho más sencilla. Se trataría de una inclinación ligeramente acentuada de los incisivos. Por este motivo los dientes superiores quedarían escondidos tras los inferiores al practicar la mordida.

¿Qué hacer ante un problema como la mordida invertida?

Si tenemos cualquier problema ortodóncico, lo primero que se debe hacer es acudir a la consulta del odontólogo para pueda valorar el caso, cuanto antes mejor. Si se trata de un niño, es muy interesante acudir al dentista cuanto antes. Los problemas ortodóncicos infantiles suelen ser mucho más fácil de reparar. Debemos de tener en cuenta que durante el periodo de crecimiento, para el dentista será más sencillo llevar a cabo cambios en la boca para que los dientes salgan más sanos desde el principio.

En este sentido, es muy importante la ortodoncia temprana. Este tipo de tratamientos se realizan a la edad de 6 ó 7 años y el dentista dispondrá de la historia clínica dental cuanto antes. Así será mucho más fácil diseñar un tratamiento adecuado, según las necesidades concretas de cada paciente.

Si el caso al que nos enfrentamos es de un adulto, la visita al odontólogo también será muy importante. Nunca es tarde para solucionar los problemas bucales y el dentista ofrecerá su diagnóstico y las posibilidades de tratamiento que se podrán llevar a cabo para el pacienteen cuestión.

Tratamientos para la mordida invertida

La mordida invertida dispone de tratamientos muy distintos, en función de cada caso en particular. No se trata de un problema que siempre esté ocasionado por la misma causa, por lo que será primordial que el dentista revise al paciente y tras un examen muy exhaustivo ofrezca las posibilidades de tratamiento.

Normalmente, el odontólogo elaborará unos moldes de los dientes y algunas radiografías dentales que le confirmarán el diagnóstico de mordida cruzada anterior o invertida. Tras esto, los posibles tratamientos dependerán de la causa real de la patología. En ocasiones será necesario expandir el maxilar para, posteriormente, colocar brackets que alineen la sonrisa del paciente de la mejor manera.

Es muy importante saber que una mordida traumática es bastante perjudicial para la salud bucodental. Este tipo de problemas ortodóncicos pueden llegar a afectar negativamente al hueso que actúa de soporte para los dientes. Por lo tanto, es fundamental visitar al especialista para que pueda tratar cada caso. Esta es la mejor manera de disponer de una dentadura sana.