¿Qué es el cepillo interproximal?

Los cepillos interproximales son cepillos de dientes con cabezales muy pequeños y cilíndricos, que tienen sus cerdas formando una espiral. Sirven, concretamente, para limpiar el espacio interproximal, es decir, el espacio que queda entre diente y diente. El uso del cepillo interdental o interproximal es apto para espacios abiertos, en los que el hilo o seda dental no es capaz de hacer su labor correctamente.

¿Para qué se usan los cepillos interproximales?

La correcta higiene dental es fundamental para mantener una boca sana y libre de bacterias. Por lo tanto, es necesario limpiar los dientes por todos los ángulos posibles. Esta será la única forma de eliminar la placa bacteriana o el biofilm dental.

Es muy importante que, a diario, se limpie correctamente el espacio que existe entre dientes. Se podrá usar cepillos interdentales cuando este espacio sea mayor. Si los dientes están juntos habrá que utilizar la seda dental para garantizar la correcta higiene dental.

Las personas que han sufrido algún tipo de enfermedad periodontal pueden ver alterados los espacios que existen entre sus dientes. La retracción de encías y huesos es posible que ocasione una mayor separación de las piezas dentales. En estos casos concretos, la seda dental poco puede hacer. Por este motivo, es necesario utilizar el cepillo interproximal.

Existen cepillos interproximales de diversos tamaños. Generalmente están diferenciados por una gama de colores, de menor a mayor tamaño. Será el dentista el que nos indique cuál es el cepillo más adecuado para limpiar correctamente nuestros dientes. Además, es probable que sea necesario utilizar varios tamaños, teniendo en cuenta los distintos espacios interdentales.

El cepillo interproximal es fundamental para limpiar los dientes mientras se dispone de una ortodoncia con brackets. Estos cepillos permitirán, al usuario, llegar a lugares a los que con el cepillo de dientes convencional le es imposible acceder. Esta será la forma más adecuada de eliminar todos los restos de comida y posibles bacterias que se generan en la boca tras cada ingesta de alimentos.

El odontólogo puede recomendar también el uso de los cepillos interproximales a personas que llevan puentes, implantes dentales o prótesis. Con su uso podrán limpiar de mejor manera las zonas cercanas a las encías. Estos lugares suelen ser muy críticos en la higiene dental y, de difícil acceso para el cepillo de dientes común.

¿Cómo se usa el cepillo interproximal?

Usar estos cepillos interdentales es realmente sencillo. El dentista nos enseñará a utilizarlos correctamente para potenciar al máximo la limpieza bucal. Simplemente será necesario pasar, con cuidado, el cabezal por el espacio entre dientes, efectuando movimientos muy suaves para evitar posibles heridas.

Es muy importante que se utilicen estos cepillos sólo si el espacio existente entre los dientes lo permite. En caso contrario se deberá recurrir a la seda dental. La correcta limpieza en estos lugares ayudará en la prevención de las caries interproximales. Este tipo de caries son bastante peligrosas, porque pueden atacar al nervio con mucha rapidez. Una buena higiene bucodental es lo más importante para evitar muchas patologías que pueden ocasionarse en la boca.