Puentes dentales para recuperar la estética y la funcionalidad oral

Los puentes dentales son unas prótesis que se colocan para cubrir huecos o pérdidas de dientes. Es decir, son fundamentales para recuperar tanto la funcionalidad de la boca como la estética oral. Rellenar el hueco que pueda existir entre algunos dientes es muy importante para que la mordida y la correcta función de las piezas dentales no se vea alterada.

Puentes dentales para mejorar tu boca y tu sonrisa

Si se han perdido algunas piezas dentales se pueden generar problemas de movimiento o rotaciones de los dientes que permanecen en la cavidad bucal. Esto conllevará un desequilibrio dental que generará una mordida incorrecta. Esto es necesario arreglarlo para evitar problemas más graves, como la posible aparición de una enfermedad periodontal.

Para colocar un puente dental es necesario que estas prótesis se inserten utilizando pilares, que pueden ser implantes de titanio o las propias piezas dentales existentes. Los puentes pueden realizarse de porcelana, de cerámica o de metal. Aunque en la actualidad lo más común es utilizar puentes de cerámica o de porcelana. Teniendo en cuenta que la estética es extremadamente influyente en las intervenciones orales, colocar puentes de metálicos no resulta muy apropiado.

En el caso de seleccionar puentes dentales de cerámica, se podrá elegir el color, exactamente idéntico al de las piezas dentales naturales del paciente. Por este motivo, suelen colocarse este tipo de prótesis elaboradas en cerámica. No obstante, el dentistas especialista en implantología dental será quien recomiende qué tipo de prótesis conviene colocar, tras valorar el caso concreto del paciente.

Colocación de los puentes dentales

Es posible que sea necesario que el odontólogo deba rebajar parte de los dientes originales del paciente para colocar las prótesis nuevas. Con un molde de la boca, se pedirá al laboratorio protésico que realice el puente necesario para conseguir que la sonrisa del paciente vuelva a ser funcional y bonita. Esto se ejecutará teniendo en cuenta la tonalidad de la dentadura de la persona que se somete al proceso de implantología.

La durabilidad de los puentes dentales es muy elevada, siempre que se ejerzan los cuidados que el dentista programe. La limpieza dental debe llevarse a cabo de forma muy exhaustiva, porque si las piezas dentales que sostienen el puente enferman o se pierden, la prótesis se verá tremendamente afectada por esto. Además, acudir periódicamente a que el odontólogo revise los puentes dentales es muy importante para ajustarlos, en caso de que se salgan o se hayan aflojado.

Evitar masticar alimentos muy duros es importante para mantener la funcionalidad del puente dental en el mejor estado. No obstante, será el dentista quién realice una serie de recomendaciones para que los puentes dentales duren toda la vida.