Prótesis dentales de porcelana

Las prótesis dentales de porcelana son unas de las restauraciones más utilizadas en las clínicas odontológicas, en la actualidad. Conseguir una sonrisa perfecta y radiante es lo que muchos de los pacientes desean. Aunque hay que tener en cuenta que estas prótesis se colocan para solventar diversos problemas serios de índole dental. La porcelana es un material que suele utilizarse muchísimo para la creación de prótesis dentales. Esto es así porque garantiza una alta resistencia y, además, dispone de una elevada similitud con los dientes naturales. Su color y su textura, hace que la porcelana sea el material de éxito en la implantología dental.

Son muchos los tipos de prótesis de porcelana que están al alcance de las personas en las clínicas dentales. Cada una de ellas se diferencian, básicamente, por los usos que se le pueden otorgar. Sobre todo, en cuanto a la solución de problemas. Entre estos tipos de prótesis, podemos destacar las carillas de porcelana y las coronas dentales.

Carillas dentales de porcelana

El uso de las carillas dentales se ha extendido muchísimo en los últimos años. Las carillas son unas finas láminas de porcelana que se colocan en la parte externa del diente para tratar algunos problemas dentales, sobre todo estéticos. Estas piezas suelen ser bastante resistentes y logran mantener a la perfección la forma natural de los dientes originales.

Las carillas dentales funcionan, básicamente, como una funda exterior que aporta funcionalidad a la dentadura.  Y, por su parte, pueden resultar una muy buena alternativa a las coronas dentales. Aunque obviamente hay que tener claro las funciones de las carillas y los casos en que su colocación es apta. Esto es así porque, en función de los problemas dentales que se padezcan, las recomendaciones en cuanto a la colocación de prótesis dentales serán unas u otras.

Teniendo en cuenta que las carillas dentales funcionan como restauraciones que requieren de un mantenimiento óptimo, es probable que, con el paso, del tiempo deban ser sustituidas por otras para, así, garantizar su máxima funcionalidad. El uso de carillas de porcelana está recomendado en pacientes que desean obtener una estética dental más agradable y adecuada. Además, son ideales para reparar afecciones dentales como dientes torcidos o astillados, dientes mal colocados, manchas severas en las piezas dentales, desgaste o rotura de los dientes naturales, etc. Sin embargo, en el caso de que existan problemas mayores, como caries o enfermedad periodontal la recomendación del odontólogo puede ser la colocación de coronas dentales. Aunque, en el caso de que exista una afección grave, lo primordial es solucionar la enfermedad previa para continuar con el tratamiento protésico.

Las coronas de porcelana

Las coronas dentales son unas fundas que recubren por completo la superficie de los dientes. De esta forma se consigue una restauración integral de cada una de las piezas dentales dañadas. Las coronas de porcelana son las más duraderas y populares. Esto se debe al uso de un material tan resistente como es la porcelana. Además, su estética es estupenda por la gran similitud con los dientes originales. Este tipo de prótesis deben de desarrollarse, a medida, en un laboratorio protésico. Aunque hoy en día, si las condiciones de la boca del paciente son óptimas, es posible recurrir a las técnicas de implantología dental de carga inmediata. Es decir, en una única sesión se puede colocar el implante y la corona. Obviamente, esto no es posible en todos los casos, por lo que el dentista será el encargado de valorar cada caso en particular y ofrecer las mejores opciones de tratamiento al paciente.

Prótesis dentales de porcelana pura

En la actualidad es posible recurrir a un tipo de prótesis de porcelana pura, en las que se elimina la capa metálica que se coloca en el interior de cada una de estas piezas. Para ello existen distintas opciones. Las prótesis de porcelana con base de silicato que, son las menos resistentes; las que aportan una base de feldespato que, por su parte, aportan una mayor resistencia y una gran fiabilidad; y, por último, las prótesis de porcelana vitrocerámicas. Estas últimas son las que mejores valores de resistencia aportan a las piezas dentales y resultan muy fiables para crear prótesis individuales.

Como vemos, la implantología dental crece día a día y las novedades en cuanto a tratamientos y prótesis dentales van en aumento. Aunque siempre será el odontólogo quien, tras un completo estudio, pueda recomendar cuál será la opción más eficaz para cada paciente.