Protectores dentales para deportistas: prevención de traumatismos orales

Son muchos los deportes que requieren más o menos contacto entre los diferentes jugadores. Esto, siempre, supone un riesgo de recibir un golpe en la zona maxilofacial. Lo que implica un elevado riesgo a sufrir un traumatismo oral, pudiendo perder alguna pieza dental. Por ello, los protectores dentales para deportistas se convierten en un aliado perfecto.

No solo los deportistas de élite deben de proteger sus piezas dentales. La recomendación es que los niños, adolescentes y adultos que practican deporte de forma continuada utilicen estos protectores bucales para salvaguardar sus piezas dentales y prevenir los posibles traumatismos bucales derivados de los golpes que se pueden recibir durante el ejercicio.

Si el impacto es grave, lo más probable es que alguna pieza dental se fracture o se rompa completamente. En estos casos, la funcionalidad de la boca queda mermada, impidiendo la correcta masticación, deglución y afectando al habla. En la actualidad, en las clínicas dentales es posible reparar estas pérdidas de dientes con técnicas novedosas, que prometen devolver la estética y la correcta función a la boca. No obstante, la prevención siempre será lo más importante.

¿Cómo son los protectores dentales para deportistas?

Los protectores dentales para deportistas son sencillos aparatos removibles que se ajustan perfectamente a la anatomía de la boca y protegen a los dientes de posibles impactos durante el ejercicio. Lo que se consigue con el protector bucal es que el impacto se distribuya de forma uniforme, evitando la pérdida de dientes. Por lo tanto, su función es minimizar los riesgos y la gravedad de cualquier traumatismo oral.

Tipos de protectores bucales

En el mercado actual encontramos tres tipos de protectores dentales para deportistas. Generalmente, los más óptimos son aquellos que ofrecen un ajuste perfecto a la anatomía de la dentadura del paciente en cuestión.

  1. Protector hecho a medida: estos protectores bucales para deportistas son los más seguros y fiables. Se hacen a medida en la clínica dental, lo que garantiza un ajuste perfecto. Los materiales que se usan para su fabricación son muy flexibles y absorben los golpes perfectamente. El dentista tomará unos moldes de la cavidad oral del paciente para fabricar cada uno de estos aparatos. Estos protectores orales permiten al paciente que pueda respirar y hablar sin ningún problema.
  2. Protector adaptable: estos protectores dentales para deportistas se pueden adaptar (más o menos) de forma manual. Se venden en farmacias y es posible encontrarlos en tres medidas. Las diferencias con el anterior radican en que el material es termoplástico, con el fin de que el usuario lo pueda moldear en casa. El inconveniente es que a veces es muy difícil darle la forma que se requiere para que se ajuste perfectamente.
  3. Protector básico: por último, están los protectores bucales estándar o básicos. Se venden en tiendas especializadas en deporte y no son a medida. Están disponibles en tres tamaños solamente, lo que implica que siempre queden un poco desahogados. Si el protector dental no se ajusta perfectamente a la boca del deportista, los problemas de respiración y habla serán notables. Esto, obviamente, también merma la seguridad.