Pros y contras de los implantes inmediatos

Dentistas especialistas en implantología dental llevan bastante tiempo advirtiendo sobre los anuncios que se están llevando a cabo sobre implantes inmediatos que resultan, cuanto menos, engañosos para los pacientes. Pese a que este tipo de publicidad vende los implantes inmediatos como algo sencillo y fácil que a todo el mundo le puede servir, la realidad que narran los odontólogos especializados en implantología es bien distinta. Este tipo de implantes dentales no siempre resultan aptos. Es fundamental tener en cuenta ciertos factores para la colocación de los implantes dentales.

Los implantes inmediatos

Los implantes dentales inmediatos se han convertido en unas de las opciones más demandadas por los pacientes que acuden a las clínicas dentales. Esto ocurre porque ofrecen la posibilidad de disponer de una nueva pieza dental sin tener que recurrir a diversas intervenciones quirúrgicas. Pero hay que tener en cuenta que esta opción no es válida para todos los casos. El marketing y la publicidad de algunas franquicias dentales resultan muy engañosas en este sentido.

Los dentistas especifican que este tratamiento dispone de un protocolo específico de colocación, que cuenta con algunas indicaciones que limitan los casos en los que se puede utilizar un implante inmediato. Por lo tanto, el profesional especializado en implantología deberá evaluar cada caso concretamente, antes de decantarse por un tipo de implantología determinado.

Teniendo en cuenta que un implante inmediato se puede poner en el hueso alveolar inmediatamente después de la exodoncia dental, es normal que los pacientes soliciten este tratamiento. Pero la obligación del profesional es garantizar la máxima funcionalidad oral de cada paciente. Por lo que deberá determinar si un implante inmediato es la mejor opción para cada caso concreto.

Implantes sin esperas

Hasta hace unos años, era necesario esperar varios meses para colocar un implante dental tras la extracción de una pieza dentaria. Además, también había que esperar posteriormente a que se produjera la oseointegración del implante con el hueso maxilar para colocar la prótesis fija, es decir, la corona o el puente dental. Pero estos implantes inmediatos también disponen de carga inmediata, o sea, colocación del implante y de la pieza dental. Por lo tanto, los tiempos de espera se reducen considerablemente.

Otra ventaja muy importante de los implantes inmediatos es que, debido a la prontitud de su colocación, se reduce muchísimo la reabsorción ósea. Esto evita que las encías varíen y facilita la oseointegración del implante con el hueso alveolar.

La importancia de un hueso alveolar sano

Los dentistas especifican que si el hueso o las encías disponen de una infección, lo más probable es que ese hueso, que debe soportar el implante, sea insuficiente. Además, si existen quistes o enfermedad periodontal o, incluso, el paciente padece bruxismo, esta opción no servirá y habrá que recurrir a otras técnicas de implantología dental.

Es decir, los implantes inmediatos con carga inmediata están reservados para condiciones favorables, en las que no ha sido necesario intervenir realizando un injerto óseo. Además, tras haber completado el proceso de implantología es muy importante evitar la periimplantitis, que es una infección muy parecida a la enfermedad periodontal o periodontitis.

Los expertos en implantología advierten de que el éxito de todas estas operaciones radica, también, en la correcta elección de los implantes que se van a colocar por parte del odontólogo. Por lo tanto, para evitar este tipo de infecciones, la selección de implantes de calidad que dispongan de estudios que avalen su máxima funcionalidad y ser totalmente fieles al protocolo de colocación será fundamental. Tras esto el paciente deberá seguir las instrucciones de seguimiento y mantenimiento dictadas por el especialista.

Por esto, los dentistas alertan sobre las ofertas de tratamientos a costes muy bajos porque seguro que esto estará mermando la calidad de los implantes dentales. Y esto actúa siempre en contra de los pacientes. Así que hay que acudir a clínicas dentales de confianza que estén avaladas por dentistas especialistas en las técnicas que representan y dispongan de materiales de elevada calidad para garantizar la máxima funcionalidad de cada tratamiento dental.