Problemas bucodentales en pacientes de avanzada edad

Si mantener una correcta salud oral es primordial a cualquier edad, cuando hablamos de personas de avanzada edad esto se convierte en algo mucho más importante y significativo. La edad es un factor a tener en cuenta en muchos de los problemas bucodentales que suelen originarse en algunos pacientes. Por este motivo, siempre se recomienda que se asista al dentista de forma periódica. El odontólogo será quien indique cada cuánto tiempo debería de acudir el paciente a la clínica dental, e función de sus características orales concretas.

Llevar a cabo una correcta higiene dental o, incluso, mantener debidamente cualquier tratamiento al que se haya visto sometido el paciente en cuestión será de vital importancia para que la salud oral sea óptima. Por lo tanto, es importante que el paciente de avanzada edad continúe a lo largo de toda su vida con las rutinas de higiene oportunas. Además, si cuenta con implantes dentales o una prótesis dental removible (dentadura postiza) es necesario prestar atención a los cuidados específicos que requiere el tratamiento, para que las condiciones de la boca siempre sean saludables.

¿Cuáles son las afecciones más comunes en pacientes de avanzada edad?

Por norma general, los pacientes de avanzada edad que acuden a las clínicas dentales suelen presentar patologías muy comunes a su edad. Si bien es cierto que se trata de problemas dentales conocidos por todos y bastante habituales, la edad funciona como un factor de riesgo que es necesario tener en cuenta. Hay que destacar que la calidad del sistema óseo se ve mermada conforme se van cumpliendo años, por lo tanto, existe un riesgo mayor de pérdida dental. Por este motivo, las visitas periódicas al dentista son tan sumamente importantes. Hay que tener en cuenta que, en estas consultas, los pacientes son sometidos a una completa revisión, además de realizarse limpiezas dentales profesionales. En el caso de que el odontólogo detectara alguna enfermedad dental incipiente, se pondrían los medios oportunos a nivel preventivo o resolutorio.

Entre las patologías orales más comunes para los pacientes mayores está el conocido como síndrome de la boca seca o xerostomía. Esta afección se caracteriza por la pérdida de saliva en la boca, lo que evita que las piezas dentales se mantengan en perfecto estado. Es habitual que haya periodos de tiempo en los que esto suceda por motivos variados, como estar pasando por una situación de estrés. Pero en el caso de que la xerostomía se prolongue en el tiempo es necesario visitar la clínica dental para evitar daños mayores en la boca.

El cáncer oral es otra de las patologías dentales habituales en los pacientes de avanzada edad. De hecho, se trata de la enfermedad oral más grave que existe y es el sexto cáncer más común en varones adultos. La prevención del cáncer es lo más importante y para ello, el dentista juega un papel muy importante. Por lo que las revisiones siguen siendo fundamentales en estos casos.

La enfermedad periodontal también es una afección muy común en las personas mayores. Si se padece gingivitis y esta no es tratada a tiempo, la inflamación de las encías seguirá su curso, pudiendo afectar negativamente al hueso alveolar y llegando a provocar la pérdida de dientes. Las encías forman una parte muy importante de la cavidad oral, funcionando como soporte de las piezas dentales y descuidarlas puede acarrear problemas dentales graves. Una caries no tratada puede ocasionar gingivitis, que, si tampoco se trata debidamente, terminará originando periodontitis o enfermedad periodontal. Si esta patología evoluciona, lo más seguro será que se produzca la pérdida de dientes. El tratamiento para esto pasa por tratar la enfermedad para que deje de seguir su curso infeccioso y posteriormente colocar implantes o dentaduras postizas para volver a contar con todas las piezas dentales en la boca.