Predicción de caries en niños

Las caries son  un problema infecto-contagioso que, según datos aportados por la Organización mundial De la Salud (OMS), afecta a entre el 60% y 90% de los escolares de todo el mundo.

Caries en niños

Las causas de la aparición de caries son varias pero las  principales son las razones biológicas, genéticas, una dieta rica en azúcares y una inadecuada higiene dental.  En relación a este último punto, los especialistas estiman que sólo un 5% de los niños hasta los 10 años tienen una higiene dental adecuada.

En ese sentido, entre las herramientas más útiles y de gran ayuda para que los padres puedan comprobar si la higiene dental de sus hijos es la adecuada, destacan los denominados reveladores de placa bacteriana. Estos productos están formados por sustancias que al entrar en contacto con la placa bacteriana la tiñen de un color llamativo. De esta forma los padres pueden ver casi al instante si sus hijos se han cepillado bien los dientes y en caso contrario, incidir en aquellas zonas donde la higiene ha sido ineficiente. Por supuesto que si existe alguna duda en cuanto al cepillado, se deberá pedir al dentista instrucciones detalladas sobre la correcta técnica del mismo.

Los reveladores de placa bacteriana se presentan en forma de líquido, pastillas o gel, así que será el especialista en odontología el que determinará qué producto es adecuado para cada niño.

Avances en el diagnóstico y tratamientos personalizados

En las caries como en muchas otras patologías bucodentales, la prevención es básica, y precisamente en ese campo se han producido enormes avances en los últimos años. Sin ir más lejos, los investigadores del Laboratorio del Microbioma Oral del Área de Genómica y Salud de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO), los doctores  Alejandro Mira y Áurea Simón, han desarrollado un test diagnóstico (SIMMA test) que predice el riesgo de cada persona a desarrollar o no caries dental en el futuro y la causa de la misma.

El SIMMA test es tan sencillo que simplemente consiste en tomar una muestra de saliva en el momento posterior al cepillado de dientes.  Mediante esta prueba se analizarán 6 de las moléculas presentes en la saliva que determinarán si una persona es propensa a desarrollar caries. Pero la verdadera importancia del test, que además presenta los resultados en pocas horas, radica en que no sólo determina si una persona tiene riesgo de desarrollar caries sino el origen de ese riesgo.

Los propios creadores del test, afirman que “la prueba nos proporciona información sobre el origen biológico del riesgo a desarrollar caries, es decir, si hay desequilibrio inmune, tendencia a la adhesión de organismos cariogénicos, y/o capacidad de neutralizar ácidos”, lo que se traduce en la posibilidad de desarrollar tratamientos preventivos personalizados para cada paciente.

El SIMMA test, ofrece una fiabilidad del 98%,  y en la actualidad algunas empresas ya se han mostrado interesadas en crear un kit de diagnóstico dirigido a profesionales del sector.

Las mismas empresas se encuentran también estudiando la posibilidad de desarrollar líneas de productos de higiene bucal personalizadas para cada tipo de paciente según el motivo de su riesgo a padecer caries.