¿Por qué varían tanto los precios de los dentistas?

Acudir al dentista es algo realmente necesario para garantizar una correcta salud bucodental, pero en ocasiones, las variaciones de precios entre unas clínicas y otras hacen que los pacientes no comprendan los motivos por los que algunos tratamientos no cuestan lo mismo. Por norma general, antes de facilitar un presupuesto, la clínica dental y el profesional que se va a hacer cargo del paciente debe establecer la complejidad del tratamiento.

No obstante, algunos estudios elaborados por organizaciones de consumidores establecen que las diferencias de precio de un mismo tratamiento en las clínicas dentales pueden variar hasta en un 1.036 %, como recoge FACUA en un informe realizado a este respecto en 2014. Pero, ¿por qué sucede esto? Para entender estas fluctuaciones en los precios hay que comprender que no solamente se acogen a un parámetro, sino a diferentes valores.

Variación de precios en tratamientos dentales

Una clínica dental, a la hora de establecer los precios justos de sus tratamientos debe de tener en cuenta muchas variables. Una de las más importantes es la calidad de los materiales que se usan en cada uno de estos servicios odontológicos. Obviamente, cuanta más calidad más costoso será el servicio.

Una de las preguntas más comunes de los pacientes de la clínica dental suele ser sobre el coste de la implantología dental. De forma habitual se ven folletos publicitarios de clínicas que ofrecen implantes a precios irrisorios. Bien, esto, habitualmente es falso, porque en esas campañas de publicidad no se incluye el precio del tratamiento completo por implante que, obviamente, encarece el servicio.

Además, colocar un implante dental sobre una corona de circonio no es igual que hacerlo sobre una corona de resina. Estas últimas son más económicas, pero también más inestables y menos duraderas que las anteriores. Por otra parte, también es importante que el proveedor de este tipo de materiales ofrezca las máximas garantías de calidad para que la salud oral de los pacientes sea la más adecuada.

Cuando en implantología dental se ofrecen precios exageradamente económicos la sospecha que hay detrás radica en la calidad de los materiales empleados. Y, cómo no, la calidad del servicio que se va a prestar. Lo que está claro es que es necesario ofrecer un precio justo por un servicio excelente y unos materiales que aboguen por garantizar la mejor vida de los implantes que se van a colocar.

En cuanto a otro tipo de tratamientos, un factor importante suele ser la ciudad en la que se ubica el centro odontológico, ya que habitualmente las diferencias de precios entre ciudades son notables. Además, en una misma ciudad las variaciones también pueden notarse en función de la zona en la que se halla la clínica.

Normalmente suelen ser los materiales utilizados y el precio de estos los que establecen las mayores diferencias a la hora de visitar a un dentista u otro. En el ámbito de la salud abogar por la calidad y las garantías siempre es una opción a tener en cuenta, evitando siempre materiales de baja calidad, que puedan entorpecer la recuperación y la salud oral de los pacientes.