¿Cuál es el papel del protésico dental?

En las clínicas dentales trabajan numerosos profesionales, especializados en diferentes ámbitos de la odontología. Todos estos profesionales cuentan con la formación necesaria para complementarse unos a otros. El facultativo u odontólogo será el encargado de funcionar como nexo de unión de todos los demás, pero cada uno tiene unas habilidades y un trabajo concreto, que deberá realizar según la formación de que disponga. En este sentido, la figura del protésico dental es primordial en cualquier clínica odontológica.

El protésico dental es el profesional que se encarga de fabricar y diseñar las prótesis dentales. En muchos casos se trata de las prótesis que se usan en implantología dental para sustituir a las piezas dentales que se han perdido, pero también son los encargados de realizar algunos de los aparatos de ortodoncia que pueden removerse, así como las férulas dentales que el dentista considere oportunas.

Las funciones del protésico dental

Un protésico dental puede ser un odontólogo que se ha especializado en prótesis o un técnico dental. En ambos casos, la formación teórica y los conocimientos clínicos son claves para que el resultado y el trabajo sea impecable. Pero, además, los protésicos deben de tener unos conocimientos prácticos fundamentales. Para ello, la experiencia en laboratorio y en la clínica dental es primordial.

La principal función de este profesional dental pasa por recurrir a las técnicas más novedosas en la creación de prótesis dentales. Para ello el odontólogo clínico suele realizar una prescripción concreta de lo que necesita y será el protésico el encargado de fabricarlo. La formación artesanal de este profesional es muy necesaria para conseguir resultados óptimos en los tratamientos dentales, tanto restauradores como ortodónticos. Es muy importante tener claro que esta figura, presente en la clínica dental, jamás evaluará lo que necesita el paciente en cuestión. Para eso está el estomatólogo, el dentista o el cirujano maxilofacial.

Lo que se consigue a través de las prótesis que ha confeccionado este profesional es lograr aportar funcionalidad y estética a la cavidad oral. Por lo tanto, se trata de una de las figuras más importantes en cualquier clínica odontológica. En muchos casos, las piezas se deben de fabricar de forma artesana, debido a la personalización de las prótesis. Por este motivo, es esencial que el protésico dental cuente con un conocimiento exhaustivo de la anatomía oral.

En la actualidad, los avances tecnológicos en odontología permiten crear prótesis mediante ordenador. Es lo que se conoce como el diseño de la sonrisa digital. En estos casos, un programa informático permite introducir numerosas variables de la boca del paciente para obtener las prótesis, previamente diseñadas con el ordenador. Obviamente, esto aporta resultados mucho más precisos que cuando se crean prótesis manuales. No obstante, la figura del protésico dental sigue siendo clave, ya que deberá de evaluar el resultado de la pieza y dar el visto bueno para su colocación.