Opciones para solucionar el apiñamiento dental

Disponer de unos dientes perfectamente alineados es lo que todos deseamos. Por este motivo, llevar a cabo buenos hábitos de higiene y salud dental resulta fundamental. La correcta alineación de la dentadura no siempre es posible, debido a diversos factores que pueden hacer que los dientes no crezcan correctamente. El apiñamiento dental suele producirse por falta de espacio en los maxilares o en la longitud de la arcada. Que las piezas dentales estén bien alineadas es fundamental para que la oclusión dental (mordida) sea funcional. Además, la estética juega un papel primordial en este sentido.

El apiñamiento dental en sí, no suele conllevar problemas graves en la oclusión de los dientes, por lo que su corrección responde, generalmente, a factores estéticos. Por norma general, para conseguir que los dientes luzcan perfectamente alineados, es necesario que el dentista realice un examen  y evalúe las causas concretas por las que se produce el apiñamiento de los dientes. Sólo así será posible que se pueda recomendar un tratamiento idóneo para el problema dental particular.

Tratamientos para solucionar el apiñamiento dental

Si el apiñamiento de los dientes es leve, es posible que el odontólogo pueda solucionarlo con una técnica llamada stripping dental. Se trata de un limado interproximal del esmalte, a través del que se puede conseguir un poco de espacio extra entre los dientes. Se realiza de forma manual con instrumentos específicos para ello. Lo que se logra es reducir mínimamente el esmalte para ganar algo de espacio. Tras el stripping, generalmente, suele colocarse una ortodoncia convencional para terminar de corregir el apiñamiento de los dientes.

Cuando hablamos de un apiñamiento dental severo, lo más probable es que el dentista se decida por recomendar una exodoncia. Es decir, extraer de forma preventiva una o varias piezas dentales. De esta manera se estará creando bastante espacio para poder alinear los dientes de manera efectiva.

Es muy posible que el apiñamiento dental esté ocasionado por la aparición de las muelas del juicio. Su retirada no garantiza que se corrija la mala alineación de la dentadura. En algunos casos, el odontólogo puede recomendar la extracción de algunos molares para evitar el apiñamiento cuando las muelas del juicio erupcionen en la boca.

A través de una disyunción palatina es posible aumentar considerablemente el tamaño de los maxilares. Este sería otro tratamiento que ayudaría a corregir el apiñamiento dental. La falta de espacio en la cavidad bucal puede presentar anomalías severas en los dientes. Sobre todo, es posible que salgan inclinados y su posición no sea la más adecuada. Además, cabe la posibilidad de que alguna pieza dental no llegue a salir jamás por una falta de espacio para ello.

Ante cualquier problema relacionado con la alineación de las piezas dentales, es fundamental acudir a la consulta del dentista para que se pueda realizar un estudio pormenorizado de la cavidad bucal. Esta es la única forma de llevar a cabo un tratamiento adecuado que irá en función de cada caso concreto. El odontólogo valorará significativamente todas las posibilidades de tratamiento y ofrecerá, siempre, el más apropiado para cada persona.