Odontogeriatría. Tratamientos a personas de edad avanzada

La Odontogeriatría es la especialidad de la odontología que se encarga de la atención oral de personas de edad avanzada. Normalmente se trata de realizar tratamientos bucales a aquellos pacientes que cuentan con más de 65 años de edad. Aunque también se encarga de la salud oral de todas aquellas personas que sufren enfermedades degenerativas, normalmente asociadas a personas mayores.

Tratamientos dentales a personas de edad avanzada

Los pacientes odontogeriátricos suelen disponer de una o diversas enfermedades crónicas que conllevan varios tipos de deterioros, en muchos casos, ocasionados por la ingesta de medicamentos. La Odontogeriatría forma a los profesionales para ayudar a los ancianos a disponer de una salud bucodental adecuada. Además, estos dentistas están formados con conocimientos médicos que hacen posible el diagnóstico de algunas patologías a través de las revisiones dentales comunes.

En este sentido es muy importante saber que muchas enfermedades comunes disponen de síntomas que se hacen visibles a través de las piezas dentales y la cavidad oral. Por lo tanto, las revisiones periódicas dentales de los pacientes de avanzada edad se hacen muy necesarias para poder tener un importante control sobre su salud general.

Por lo tanto, es fundamental que se instruya debidamente a estos pacientes sobre la necesidad de disponer de una boca saludable. Para ello es necesario que se incida muchísimo sobre la necesidad de llevar a cabo una correcta higiene dental. Lavarse los dientes de forma correcta, por lo menos dos veces al día, usando el hilo dental y un enjuague bucal apropiado es algo muy importante para mantener la salud oral en perfecto estado por más tiempo. Además, someterse a las limpiezas dentales profesionales adquiere mucha importancia para evitar problemas dentales más difíciles de subsanar.

Tratamientos dentales más comunes de la Odontogeriatría

Los implantes dentales son unas de las intervenciones dentales más demandadas por los pacientes de mayor edad. Esto es así porque tras este tipo de tratamientos se puede recuperar la funcionalidad y la estética dental de la forma más rápida y eficaz. Obviamente, el dentista especialista en Odontogeriatría se encargará de evaluar las opciones más adecuadas para cada paciente y aconsejará la colocación de implantes dentales en función de las necesidades y características particulares.

Muchos pacientes de edad avanzada disponen de graves problemas relacionados con la enfermedad de las encías. Si bien la periodontitis puede afectar a personas de cualquier edad, las personas mayores suelen ser un grupo de riesgo que puede desarrollar esta enfermedad en mayor medida. La diabetes relacionada con la edad suele ser una patología bastante recurrente que tiende a evitar que se combatan las bacterias que se alojan en las piezas dentales. Esto puede conllevar una inflamación de las encías, provocando, incluso, que los dientes se aflojen y puedan perderse. Los controles rutinarios con el odontólogo son primordiales para evitar la enfermedad de las encías y, en cualquier caso, ejercer un diagnóstico rápido.

Gran parte de la población de edad avanzada tiene dentadura postiza. El dentista especializado en Odontogeriatría es el profesional adecuado para colocar y ajustar las dentaduras postizas de la mejor forma posible. Esto evitará que estas piezas se muevan durante la masticación, evitando dolores innecesarios.

Una particularidad muy común entre las personas mayores es la xerostomía o boca seca. Debido a la ingesta de muchos medicamentos, es posible que se produzca sequedad bucal debido a una menor salivación. Esto puede provocar una mayor acumulación bacteriana en las piezas dentales, generando las temidas caries. El dentista podrá tratar efectivamente los problemas de xerostomía.

El cáncer oral es una enfermedad bastante común en las personas mayores. Un odontólogo bien formado podrá detectar este tipo de afecciones a través de las visitas rutinarias a la clínica dental. Por lo tanto, la Odontogeriatría es una rama fundamental para controlar y diagnosticar algunas patologías muy graves.