¿Qué no se debe comer con la ortodoncia?

Si llevas una ortodoncia de brackets es posible que te asalten las dudas sobre algunos alimentos que no sabes si los puedes comer o no. Lo cierto es que con la ortodoncia se pude comer casi de todo. Obviamente, habrá que tener cuidado con algunos alimentos y comerlos de forma que no dañen el aparato. No obstante, también hay otros productos que los odontólogos desaconsejan ingerir cuando se lleva aparato dental.

La alimentación debe de ser sana y variada siempre, independientemente de si se lleva ortodoncia o no. En este sentido, los brackets no pueden frenar una dieta equilibrada. Así que vamos a ver cómo comer los alimentos necesarios para llevar una vida saludable.

Alimentación y ortodoncia: lo que se debe comer

  1. Frutas y verduras: Estos alimentos contienen gran cantidad de minerales y vitaminas, que colaboran con el organismo en la lucha contra los radicales libres. Por este motivo no es recomendable dejar de comerlos. También es cierto que cuando se trata de frutas y verduras muy duras, no es conveniente comerlas en crudo para no hacer que los brackets se despeguen. Aunque, si antes de comerlos, se cortan en trozos pequeños y se mastican con las muelas, la cosa cambia y no habría mayor problema. Los zumos de frutas y las frutas blandas (como el plátano) pueden ser grandes opciones para los primeros días del tratamiento con ortodoncia. Por su parte, las verduras asadas, a la plancha, hervidas, al vapor o en puré también son perfectas para ingerir día a día.
  2. Lácteos: los lácteos son fundamentales para garantizar una dieta equilibrada. Por norma general este tipo de alimentos no comportan un problema para la ortodoncia ya que suelen ser blandos. Así que pueden comerse con tranquilidad.
  3. Carne: el problema de la carne está en los tipos que cuentan con demasiadas fibras. Estas piezas pueden quedarse pegadas en los brackets o molestar durante la masticación. Está totalmente contraindicado el consumo de carnes directas del hueso, como las alitas de pollo, las chuletas o las costillas. En estos casos, lo mejor es cortar la carne a trozos pequeños. Las carnes blandas no suponen ningún inconveniente para la ortodoncia.
  4. Pescados: se trata de unos alimentos muy ricos a nivel nutricional que se pueden ingerir con total libertad con los brackets, ya que son muy blandos y saludables.
  5. Cereales: los cereales, por norma general, se toman junto a líquidos, lo que hace que se reblandezcan considerablemente. Por lo tanto, son una buena opción para conseguir la fibra necesaria para el día a día.

Alimentos contraindicados con brackets

En primer lugar, cabe destacar que no existen alimentos contraindicados más allá de las chucherías y los dulces duros y pegajosos. Este tipo de productos no se recomiendan porque además de resultar incómodos de comer con el aparato de dientes son bastante perjudiciales para la salud dental y el riesgo de caries. No obstante, si se ingieren habría que elegir dulces que no comprometan la buena salud de la ortodoncia. Evitar chicles y chucherías pegajosas es esencial.

Los bocadillos no son una buena idea cuando se llevan brackets. Pero es posible tomar sándwiches o cortar el bocadillo con la mano, en tozos pequeños, e ir masticando poco a poco. El problema de esto es la incomodidad. Pero morder un bocadillo de forma convencional puede dañar la ortodoncia.