Mejorar los dientes mediante el contorneado estético

La odontología actual está plagada de ramas y técnicas que permiten abogar por una salud bucodental mucho más positiva. Pero también es cierto que la estética dental se ha convertido en algo fundamental para gran parte de la población. Para mejorar la estética de la sonrisa tenemos a nuestra disposición un sinfín de métodos odontológicos que nos ofrecen una inestimable ayuda.

¿Conoces el contorneado estético?

Mejorar la estética dental mediante el contorneado estético de los dientes es una de esas técnicas que, sin demasiados riesgos, puede lograr un aumento de la autoestima del paciente al conseguir una dentadura más acorde, eficiente y uniforme. Obviamente, no es una opción óptima para grandes cambios dentales pero sí que es la solución perfecta para corregir pequeñas malformaciones o diferencias de tamaño entre las piezas dentales.

Lo que se consigue a través del contorneado estético de los dientes es lograr una armonía dental mucho más acorde, lo que aportará un mayor equilibrio en la expresión del paciente. Este tipo de técnicas las aplican los dentistas especialistas en estética dental, porque, pese a que se trata de modificaciones mínimas, y no son pruebas invasivas, un mínimo error puede conseguir el efecto contrario.

¿Cómo se lleva a cabo el contorneado estético?

Este tratamiento de cosmética dental se elaborará a partir de unas fotografías de la sonrisa actual del paciente. Lo que se hará será acabar con las imperfecciones dentales muy evidentes que están afeando la sonrisa de forma considerable. Al tratarse de un proceso totalmente irreversible, es muy común que el odontólogo especializado vaya con mucho cuidado y enseñando al paciente los resultados cada poco tiempo. La foto del antes servirá para poder comprobar los efectos de contorneado de forma progresiva.

Este procedimiento es indoloro y se ejecuta sin ningún tipo de anestesia para que el profesional pueda detectar si el paciente padece algún tipo de sensibilidad. En tal caso debería parar de forma inmediata. Lo que se hace es lijar, limar y pulir el esmalte dental en pequeñas cantidades, para cambiar la forma o el tamaño de algunos dientes que marcan la sonrisa sobremanera.

El contorneado de dientes se lleva a cabo mediante unos instrumentos dentales concretos, utilizando las técnicas de abrasión más recomendadas para corregir este tipo de problemas estéticos. Es muy común que los odontólogos especializados en estética dental soliciten radiografías de los dientes previamente a someter al paciente al contorneado. Esta es una buena forma de asegurar de antemano que se trata de una opción óptima para el paciente. Después se hace una marca con un rotulador especial para saber dónde debe limar, evitando errores. Por último, el dentista alisará y pulirá todas las piezas dentales del paciente en cuestión.