Mejorar el color de los dientes es posible

Las consultas más habituales en las clínicas dentales suelen estar enfocadas a cómo mejorar el color de los dientes. Es decir, bajar los tonos de las piezas dentales que, con el paso del tiempo, tienden a amarillear o a oscurecerse ligeramente. Esto ocurre por factores como la ingesta de alimentos y bebidas como el café o el vino tinto, que contienen colorantes que afectan a los dientes. Además, fumar habitualmente también provoca esta coloración dental. Y, obviamente, el paso del tiempo afecta a las piezas dentales.

En este sentido, la duda suele basarse en cómo conseguir que el color de los dientes mejore considerablemente. Para lograr unos dientes más blancos existen infinidad de tratamientos dentales que pueden ayudar a eliminar las manchas o el color oscurecido de los dientes. No obstante, mantener una correcta higiene bucodental es uno de los factores más importantes al respecto.

Además de la estética, la higiene dental garantizará una salud oral mucho más óptima, eliminando las bacterias que se alojan en las piezas dentales y pueden terminar por provocar caries o patologías dentales más graves, que deben de solventarse cuanto antes.

¿Cómo mejorar la coloración dental?

La primera opción para mejorar el color de los dientes pasa por las limpiezas dentales profesionales. Este tipo de limpieza dental se lleva a cabo en la consulta del odontólogo y la suele ejecutar un higienista dental experto. Si la coloración de las piezas dentales no es demasiado notable, los resultados de este tratamiento serán suficientes. Hoy en día las limpiezas de dientes profesionales se realizan a partir de ultrasonidos y no resultan dolorosas en absoluto.

Es fundamental recurrir a la limpieza profesional, como mínimo, una vez al año para evitar la acumulación de bacterias que puedan afectar a los dientes. Al final se trata de cuidar la boca para que sea totalmente funcional y estéticamente resulte ideal.

Otra opción para mejorar el color de las piezas dentales es realizar un blanqueamiento dental LED. Este tipo de tratamientos funcionan estupendamente a nivel estético, permitiendo bajar el color de los dientes en varios tonos. En la actualidad, no es necesario realizar muchas sesiones para conseguirlo. Además, se puede optar por un tratamiento combinado que se lleve a cabo en la clínica dental y en casa, de forma ambulatoria.

Por último, existe la opción de mejorar el color de los dientes a través de la colocación de carillas dentales de porcelana o de composite. Esta alternativa es ideal, ya que, además de mejorar la cavidad oral estéticamente, también aporta una funcionalidad perfecta en los dientes, corrigiendo pequeños defectos de alineación o forma. Las carillas dentales suelen ser la opción más demandada por la rapidez en su colocación, los perfectos resultados y la durabilidad del tratamiento. No obstante, en la consulta con el dentista será este el que ofrecerá las diversas soluciones disponibles, teniendo en cuenta las particularidades dentales de cada paciente.

En el caso de contar con manchas muy pronunciadas, lo más probable es que la opción de tratamiento pase por la colocación de carillas dentales o, incluso, los implantes dentales.