Los odontólogos alertan sobre la situación de las franquicias dentales

El Presidente General del Consejo de Dentistas, ha emitido algunas declaraciones en referencia a la proliferación de las cadenas de clínicas dentales y la situación actual de las mismas en España. Con el cierre de Funnydent y la detención de la cúpula directiva de Vitaldent como marco, Castro ha reflexionado sobre las implicaciones que estas franquicias dentales tienen en la salud bucodental del paciente final y la precariedad laboral que mantienen.

Según el Presidente del Consejo General de Dentistas de España, las nuevas actuaciones ocurridas en algunas clínicas dentales franquiciadas no han cogido por sorpresa a los profesionales de la salud oral del país. En este sentido, Óscar Castro dice que llevan años alertando de la proliferación de estos modelos de negocio en los que prima la actividad empresarial por encima de la salud de los pacientes. Además, añade que estas franquicias dentales ofrecen contratos precarios a los profesionales que en ellas trabajan, limitándoles a la hora de poder ser los responsables de la historia de cada paciente.

Datos del Consejo Dental de Dentistas

Castro ha emitido un informe con algunos datos muy importantes, en este sentido. Actualmente, las cadenas dentales más importantes cuentan con más de 1.000 centros abiertos en toda España, con un total de 5.000 trabajadores en una situación de precariedad laboral. Según Castro, hace años que están alertando a las autoridades de la proliferación de clínicas de este estilo y de las consecuencias que conllevan para la salud. Entiende que estos centros buscan la rentabilidad por encima, incluso, de la salud bucodental de sus pacientes. Además, habla de la publicidad engañosa que ofrecen día a día realizando técnicas muy agresivas de marketing para captar pacientes.

Las denuncias presentadas por mala praxis en los diferentes colegios de odontólogos se han visto incrementadas en un 30 % en los últimos años. Pero aquí hay un problema añadido y es que al tratarse de franquicias es muy complicado poder reclamar responsabilidades en los litigios abiertos.

Gran parte de las quejas que reciben los colegios de odontólogos suelen proceder de clínicas dentales franquiciadas, donde los profesionales son asalariados y no autónomos. La advertencia de Óscar Castro pasa por incidir en que los precios tan económicos que ofertan sobre los tratamientos solamente se pueden conseguir precarizando la situación laboral de los dentistas y usando materiales de una calidad mucho inferior a las exigencias establecidas. Además, hace especial referencia al uso de tecnologías que no cumplen los estándares de calidad. Todo esto, obviamente, merma la salud de los pacientes y los resultados obtenidos tras los tratamientos dentales.

Además, hay otro factor añadido y es la proliferación de facultades de odontología. Cada año salen al mercado laboral más de 1.800 dentistas que, por norma general, terminan en los cuadros sanitarios de las clínicas dentales de este tipo. En veinte años, el número de dentistas en España se ha triplicado.

Por otra parte, Óscar Castro, exige a la sanidad pública una mayor implicación y regulación de estos modelos de negocio para garantizar la salud de cada paciente que se somete a un tratamiento dental. Además, entienden que la sanidad pública debería de cubrir más tratamientos para velar por la salud bucodental de la población.