¿Cómo limpiar las dentaduras postizas?

Pese a que los implantes dentales van ganado la batalla a las clásicas dentaduras postizas, debido a su máxima estética y funcionalidad, estas siguen formando parte de la vida de muchas personas. Obviamente, esto implica conocer perfectamente todos los detalles de limpieza para lograr que el mantenimiento de estas piezas removibles esté en perfecto estado y, además, garanticen una correcta salud oral.

Algo muy importante a tener en cuenta es que la cavidad oral no solamente se compone de dientes, sino que las encías forman una parte muy importante de la misma. Para que la salud de esta zona sea siempre acorde es necesario lograr mantener unas encías sanas. Está claro que las caries no pueden afectar a la dentadura postiza pero sí que pueden dañar las encías, provocando la enfermedad periodontal y la posible pérdida de hueso alveolar. Así que en la higiene de la cavidad bucal y de la dentadura removible estará la clave para que la boca esté en condiciones inmejorables.

Limpieza diaria de las dentaduras postizas

En cuanto a la frecuencia de la higiene de las dentaduras postizas, lo ideal es lavarlas debidamente tras cada comida. Exactamente igual que ocurre con la higiene bucodental convencional. No obstante, la frecuencia mínima de limpieza sería una vez al día. Para limpiar las dentaduras perfectamente es necesario utilizar un cepillo de dientes específico para prótesis removibles. Con él habrá que cepillar suavemente todas las piezas dentales y la prótesis. Este cepillo debe de ser de cerdas suaves para no ejercer ningún tipo de daño en la dentadura.

Además del cepillado de la prótesis dental removible habrá que utilizar también una solución limpiadora específica para este tipo de dentaduras. Con estos productos se consigue eliminar cualquier bacteria que se haya quedado alojada en ella. Para conseguirlo habrá que sumergir la dentadura en la solución. El mejor momento para hacerlo es durante la noche, ya que en las horas de sueño la prótesis no estará en la cavidad oral. A través de este paso se consigue que las dentaduras estén como nuevas, sin ningún tipo de bacteria y totalmente higienizadas.

Obviamente, no es suficiente con limpiar debidamente las dentaduras postizas. La higiene oral de la cavidad bucal es extremadamente importante. Por lo tanto, cada día habrá que cepillar la lengua, encías y la cara interna de las mejillas. Para ello existen cepillos, muy suaves, específicos. En este sentido, los enjuagues orales también serán de gran ayuda para eliminar cualquier bacteria que quede alojada en el interior de la boca.

Además, visitar al odontólogo periódicamente es fundamental, sobre todo si se nota movimiento en la prótesis. La reabsorción ósea es común en pacientes que llevan dentaduras postizas, por lo que es necesario ajustarlas de vez en cuando para evitar rozaduras por fricción o la pérdida de funcionalidad.