Las verduras crudas controlan la inflamación de la gingivitis

Son muchos los alimentos saludables que abogan por mantener una sonrisa espectacular. Igualmente, también hay ciertos alimentos que no son recomendados para la salud dental. En este sentido, el consumo de verduras y frutas siempre ha estado relacionado con una mejor salud a nivel general y, específicamente de los dientes.

Una serie de científicos, de las universidades de Arabia Saudí y Alemania, han publicado los resultados de un estudio sobre salud oral e inflamación gingival en la revista especializada Journal of Clinic Periodontology. La investigación se ha centrado en demostrar si el consumo de verduras, de alto contenido en nitratos, es positivo para evitar la gingivitis.

La gingivitis es una patología dental, que comienza con la inflamación y sangrado de las encías. Si esta enfermedad oral no se trata debidamente, aparecerá la conocida como enfermedad periodontal o periodontitis. Esta última es una alteración bastante grave, que de no ser debidamente tratada podría llegar a provocar la pérdida de las piezas dentales. Por ello, en cualquier caso, en el que se noten las encías inflamadas o sangrantes, es imprescindible acudir al odontólogo. La actuación rápida y preventiva es primordial para evitar problemas orales más graves.

Las propiedades de las verduras crudas para la salud oral

Las verduras son alimentos con altos contenidos en nitratos, que son sustancias ideales para limitar e, incluso, reducir la inflamación de las encías. Además, cabe destacar que los mayores aportes de nitratos los tienen las verduras de hoja verde que no han sido cocinadas.

Para llevar a cabo el estudio, los científicos contaron con una muestra de pacientes afectos por la enfermedad de las encías en su fase inicial, es decir, la gingivitis. A estos sujetos los dividieron en dos grupos. Al primer grupo se le suministró zumo de lechuga cruda cada día y al segundo grupo se le trató con un placebo. Este tratamiento lo siguieron durante dos semanas completas.

Los resultados obtenidos fueron muy alentadores para el grupo que consumió verduras crudas a diario. Al estudiar el índice gingival y los niveles de nitrato, comprobaron que los pacientes del grupo al que se suministró lechuga a diario contaban con una inflamación mucho menor. Además, los niveles de nitrato en la saliva eran mayores, por lo que su prevención contra la placa y la inflamación de las encías aumentaba considerablemente.

Por lo tanto, las verduras crudas son alimentos fantásticos para salvaguardar la salud dental. Además, seguir una dieta saludable y unos hábitos de vida óptimos favorece tanto la salud oral de cualquier persona como la del organismo en general. Si a esto le sumamos los cuidados de higiene dental diarios, la sonrisa gozará de una vida larga y plena.