Las bebidas sin azúcar también dañan los dientes

Históricamente se relaciona a las caries dentales con la ingesta de azúcar. Si bien es cierto que las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en este sentido, pasan por reducir significativamente el consumo de azúcar a lo largo del día, también hay que tener en cuenta que las bebidas sin azúcar pueden dañar los dientes y provocar afecciones orales importantes.

Hoy en día, en el mercado se pueden encontrar bebidas sin azúcar, que reflejan este hecho a través de su etiquetado. Muchos consumidores apuestan por consumir este tipo de refrescos pensando que están beneficiando su salud oral. Pero, la realidad es bien distinta. Un estudio reciente, elaborado por el Centro Cooperativo de Investigación de Salud Oral (CRC), asegura que los ácidos y composición química de este tipo de bebidas generan el caldo de cultivo idóneo para promover las caries dentales.

Bebidas sin azúcar: ricas en ácidos

La clave de todo esto está en saber por qué las bebidas azucaradas erosionan el esmalte dental y provocan las caries. El proceso por el que pasa este tipo de bebidas tras su ingesta es la explicación a todo esto. El azúcar provoca una especie de placa en la superficie dentaria que atrae a las bacterias. Estas bacterias se benefician del azúcar, que luego convierten en ácido. Y es el ácido el componente que realmente daña los dientes, provocando las temidas caries.

Esto indica que las bebidas, cuando son ácidas (contengan azúcar o no), pueden provocar daños graves en las piezas dentales. Por ello, los investigadores instan a la población a leer bien el etiquetado de estos productos y entender que si contienen componentes químicos de este estilo también estarán dañando su salud oral.

Generalmente, se trata de refrescos libres de azúcares, bebidas carbonatadas, bebidas para deportistas y algunos productos de repostería. Para llegar a estas conclusiones, los responsables del estudio analizaron y probaron 23 bebidas sin azúcar diferentes. Los resultados indicaron que aquellas bebidas que incluyen ácidos en su formulación o tienen un pH limitado, provocan daños dentales significativos.

Recomendaciones saludables

Los estudios demostraron que gran parte de las bebidas sin azúcar contenían importantes niveles de ácido, por lo que es importante realizar ciertas recomendaciones que garanticen la correcta salud oral.

En primer lugar, es esencial leer debidamente los etiquetados de cada producto que se va a ingerir. Hay que tener en cuenta que no porque sea libre de azúcar es seguro para los dientes.

Otra recomendación es evitar cepillarse los dientes nada más haber consumido una bebida ácida. La mejor opción es realizar enjuagues con agua y esperar una hora para el cepillado dental.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la saliva favorece la salud bucodental. Por ello, recomiendan beber agua para saciar la sed y evitar los refrescos cuando se tiene sed. Al contar con menos saliva, el daño sería mucho mayor.

También, para potenciar la producción de saliva y generar una mayor protección en los dientes, recomiendan masticar chicles sin azúcar. Este gesto genera un aumento de la saliva.

No obstante, evitar tomar bebidas sin azúcar, ricas en ácidos, es muy importante para salvaguardar la salud oral.