La utilización de selladores dentales

Los selladores dentales son una pequeña barrera que se coloca sobre los molares y los premolares para prevenir la posible aparición de caries dentales. Están elaborados de una resina de plástico que se suele aplicar en las superficies masticatorias de las muelas, lugares en los que es más acusada la aparición de caries. Por lo tanto, se trata de un método eficaz, bastante usado por los dentistas a modo preventivo. Además, resulta de fácil aplicación para el odontólogo.

Selladores dentales

Obviamente, la mejor forma de prevenir la aparición de caries en las piezas dentales es llevar a cabo unas buenas rutinas de higiene dental que incluyan un cepillado de dientes correcto y el uso del hilo dental para eliminar los restos de comida y placa bacteriana que puedan quedar entre los dientes. No obstante, ni el cepillo de dientes ni el hilo dental disponen de fácil acceso a los pequeños pliegues que se forman en las zonas masticatorias, sobre todo, de las piezas dentales traseras, es decir, los molares y los premolares. Por este motivo, existe la posibilidad de pintar estas zonas con selladores dentales. Estos actúan como bloqueo para los ácidos y la placa bacteriana, inhibiendo su poder a la hora de crear caries con facilidad.

¿Cómo se aplican los selladores dentales?

Realmente la aplicación de estos productos dentales es muy sencilla para el dentista. Las resinas plásticas que componen los selladores dentales se pintan directamente sobre la superficie masticatoria, adhiriéndose al diente con facilidad, para su posterior endurecimiento. Tras esto, funciona a modo de freno protegiendo activamente el esmalte dental.

La durabilidad de estos productos es de varios años intactos, habitualmente. No obstante, el dentista comprobará el estado de los mismos en las revisiones dentales periódicas y, en el caso de que su efectividad se vea mermada es posible que decida volver a aplicarlos. Lo normal es que los selladores dentales soporten perfectamente una mordida normal, por lo que suelen durar bastante.

Las caries dentales pueden aparecer a cualquier edad y es muy posible que aparezcan de forma temprana, en niños y adolescentes, en estas zonas de difícil acceso para el cepillado de dientes. Por este motivo es muy posible que el dentista valore como una posibilidad de prevención para la caries la aplicación de los selladores. De esta forma se logra proteger positivamente el esmalte de los dientes de los efectos nocivos de los ácidos y la placa bacteriana.

Prevención de la caries dental

Prevenir las caries es muy necesario para evitar dolores, molestias y la posible aparición de enfermedades dentales más graves como la periodontitis. La forma más efectiva de evitar las caries pasa por disponer de una correcta rutina de higiene dental. Para ello será necesario cepillar los dientes, como mínimo, dos veces al día. Y es fundamental hacerlo mediante una correcta técnica de cepillado que logre acabar con la placa bacteriana de forma efectiva, previniendo así, la formación de sarro en las piezas dentales.

Además, el uso del hilo dental o los cepillos interproximales debe estar totalmente incluido en la rutina de higiene, utilizándolo una vez al día para remover los restos de alimentos que puedan permanecer en las zonas a las que es complicado acceder con el cepillo de dientes.

Por otra parte, disponer de una dieta saludable y equilibrada, en la que se evite comer entre horas puede ayudar a prevenir la aparición de caries en los dientes. Limitar el consumo de bebidas ácidas y azucaradas es, también, un buen acto para evitar problemas dentales.

Por último, visitar periódicamente al odontólogo es fundamental. Será, el profesional, el que valores la salud bucodental de cada paciente y establezca la necesidad de aplicar selladores dentales o cualquier otra técnica oral.