La pérdida del cromosoma “Y” en los hombres y su relación con el Alzhéimer

Recientemente se ha desarrollado en Barcelona la Conferencia de la Sociedad Europea de Genética Humana. En este ámbito se han presentado las novedades y nuevos estudios en cuanto a genética. De todas las investigaciones, hay una que llama poderosamente la atención por los resultados que está ofreciendo.

Un equipo de investigación multidisciplinar, en el que han participado investigadores de diversos países, ha sacado a la luz un estudio en el que podría presentarse la relación de la enfermedad de Alzhéimer en los hombres que han perdido su cromosoma Y. según los científicos, este tipo de investigaciones, cuando estén en una fase más avanzada podrían ser la clave para diagnosticar de forma temprana la patología.

El Alzhéimer afecta a 1 de cada 9 personas que superan los 65 años. Pese a que la prevalencia de la enfermedad es alta, y la tendencia es a que siga aumentando, se conoce poco de los mecanismos moleculares y los factores de riesgo que provocan la patología. No obstante, todos los científicos aseguran que el principal factor de riesgo para padecer Alzhéimer es la avanzada edad.

En los últimos años se ha investigado sobre las causas genéticas de esta enfermedad, demostrando que existe una susceptibilidad genética a sufrir Alzhéimer. Estos estudios han puesto de manifiesto algunos parámetros que podrían estar relacionados con el Alzhéimer, como la elevada presión arterial o el bajo nivel de actividad mental y física.

Alzhéimer y cromosoma “Y”

La investigación presentada en Barcelona muestra una nueva línea por la que los científicos se han interesado. Al estudiar los cromosomas de los hombres han podido comprobar que el cromosoma “Y”, exclusivamente masculino, degenera con lentitud con el paso de los años. Esta pérdida de cromosoma “Y” es conocida como “LOY”, por sus siglas en inglés.

Los científicos relacionaron el deterioro de este cromosoma con la aparición de numerosos tipos de cáncer en los hombres de avanzada edad. De ahí que la vida de los hombres suela ser más corta que la de las mujeres, generalmente.

Para demostrar la relación de la enfermedad de Alzhéimer con la pérdida del cromosoma Y, los científicos estudiaron cromosómicamente a 3.200 hombres de entre 37 y 96 años de edad. Alrededor del 17 % de estos sujetos de muestreo contaban con una pérdida del cromosoma “Y” en por lo menos el 10 % de las células de su sangre. Y, como cabía esperar, la pérdida de este cromosoma era mucho mayor en personas de avanzada edad.

Las conclusiones del equipo de investigación fueron que aquellos hombres que ya estaban diagnosticados de Alzhéimer eran más propensos a esta pérdida de cromosoma “Y”. esto abre nuevas vías de estudio para demostrar y entender las relaciones del cromosoma masculino con la enfermedad de Alzhéimer y otras patologías que siempre se han relacionado con la edad.