¿Qué es la oseointegración en implantología dental?

En muchas ocasiones hemos hablado aquí de implantología dental y el proceso, necesario, de oseointegración para que los nuevos implantes puedan soportar la carga protésica. En este sentido, cabe destacar que la oseointegración es un proceso necesario por el que deben de pasar todos los pacientes que se sometan a implantología dental. Se trata, por lo tanto, de la forma en la que el implante se acopla al hueso, integrándose perfectamente en el espacio que le corresponde.

Por norma general, la oseointegración puede durar varios meses. Normalmente, en un plazo aproximado de tres meses, desde la colocación de los implantes, el hueso ya ha llevado un buen proceso de oseointegración con la pieza colocada por el odontólogo y, por lo tanto, ya sería capaz de soportar la carga de las piezas protésicas artificiales. No obstante, habrá que tener en cuenta la calidad, tamaño y cantidad de hueso alveolar para que el proceso de oseointegración sea el más apropiado. Esto quiere decir que no todas las personas que se sometan a implantología dental tardarán lo mismo en superar el proceso de oseointegración.

Oseointegración en implantes en un solo día

Los implantes en un solo día o de carga inmediata están revolucionando el sector de la implantología dental. Lo cierto es que este tipo de avances en implantología permite que muchos más pacientes opten por estas técnicas odontológicas para recuperar sus sonrisas y la funcionalidad de la cavidad oral.

Cuando hablamos de implantes de carga inmediata hacemos referencia a la posibilidad de salir de la clínica dental con las piezas protésicas colocadas tras la colocación de implantes. Esto tiene unas ventajas obvias. Lo más importante es que no se merma la funcionalidad de la cavidad oral en ningún momento, ya que el paciente tendrá toda su dentadura al completo tras una sesión de implantología dental.

Obviamente, no todo el mundo puede someterse a los implantes de un solo día, ya que, para ello, es necesario que la calidad del hueso alveolar sea óptima. Pero, además, es muy importante que también existan buenas condiciones de cantidad de hueso. En este sentido, será el implantólogo experto el que podrá ofrecer el tratamiento más apropiado a cada paciente, en función de las características personales.

No obstante, pese a que exista la posibilidad de colocar implantes de carga inmediata, el proceso de oseointegración es inherente al tratamiento. Es decir, siempre habrá que pasar por ese proceso, ya que es la forma en la que los implantes se fijan firmemente al hueso. Esto, además, implica que, pese a que se coloquen implantes en un solo día, tras la oseointegración habría que colocar las prótesis dentales definitivas, teniendo en cuenta las especificidades de cada paciente al soldarse el hueso alveolar con los implantes dentales colocados en la clínica odontológica.