¿Cuál es la mejor edad para la ortodoncia?

La incorrecta colección de las piezas dentales suele acarrear ciertos problemas en la salud bucodental que es necesario corregir. Por norma general, además de causar deficiencias estéticas, es muy probable que estas situaciones comporten también otro tipo de situaciones negativas para la correcta salud oral. Hay que tener en cuenta que la mala posición de los dientes impide que la higiene dental sea la más adecuada, ya que dificulta la limpieza en todas las zonas. Por este motivo, es muy necesario realizar revisiones con el odontólogo desde la etapa de la niñez.

La mejor edad para la ortondoncia

La mejor edad para la ortodoncia suele ser una edad temprana, ya que la colocación de brackets no afecta tanto estéticamente a los niños. Además de garantizar una mayor estética a la cavidad oral, la ortodoncia aporta mucha más funcionalidad a la boca de aquellas personas que sufren deficiencias en este sentido. Lo más adecuado es que los niños comiencen con las revisiones con el ortodoncista en torno a los 7 años. De esta forma, el profesional podrá valorar las situaciones específicas de cada paciente, logrando emitir diagnósticos claros y establecer, además, un guion a seguir durante la infancia.

Obviamente, en función del problema a tratar en cada paciente determinará la edad más adecuada para comenzar con el tratamiento de ortodoncia infantil. En primer lugar, es fundamental saber que no existe una edad concreta que sea la más óptima para comenzar, pero sí que existen ciertos parámetros que pueden indicar en qué momento se debería de empezar a utilizar el tratamiento ortodóncico.

En el caso de que la ortodoncia deba colocarse en el niño por un problema de alineación dental, lo más correcto es comenzar con el tratamiento cuando ya se tienen todos los dientes definitivos. Esto indica que, sería necesario esperar, al menos, hasta los 12 años de edad. Eso sí, haber ejecutado revisiones con el ortodoncista pediátrico previamente es fundamental para garantizar un tratamiento adecuado.

No obstante, es posible que en un paciente pediátrico se detecte un problema en cuanto a la estructura ósea. Este tipo de situaciones también se pueden corregir a partir de la ortodoncia y, obviamente no es necesario esperar a que el menor cuente con todas sus piezas dentales definitivas. De hecho, corregir debidamente este tipo de situaciones a edades tempranas puede garantizar que los dientes definitivos salgan debidamente en su lugar. Estos problemas bucodentales los detectará el odontólogo pediátrico en las revisiones periódicas que realizará al paciente infantil. Por este motivo es tan importante acudir al dentista desde la niñez.

La ortodoncia en adultos

Obviamente, un tratamiento de ortodoncia no tiene límite de edad, por lo que también es posible acudir a este tipo de tratamientos dentales en edades adultas. No obstante, siempre será el ortodoncista el encargado de establecer un diagnóstico y las opciones de tratamiento para cada paciente. El mayor problema que suelen presentar los adultos a la hora de colocarse una ortodoncia suele ser a nivel estético.

Pero, teniendo en cuenta los diferentes tipos de ortodoncia que existen, ya es posible recurrir a tratamientos mucho más discretos y estéticos, como por ejemplo la ortodoncia invisible o Invisaling.