La importancia de cuidar la primera dentición de los niños

La primera dentición infantil está compuesta por un total de 20 piezas dentales, que suelen comenzar a aparecer a partir de los cuatro meses de vida. Generalmente, aunque cada niño tendrá un desarrollo diferente, cuando el menor ha cumplido los 3 años de edad, ya cuenta con todos los dientes de leche en su cavidad oral.

Una de las características principales de la primera dentición es que se trata de piezas dentales más frágiles y desmineralizadas que las definitivas. Por ello, cuidar los dientes de leche de los niños es sumamente importante, ya que estos cumplen una función en la boca de los pequeños. Estos dientes más débiles son los que darán paso a las piezas dentales definitivas en el futuro.

Normalmente, entre los 5 y 6 años de edad, la primera dentición infantil comienza a ser sustituida por los dientes definitivos. Por norma general, a la edad de 11 o 12 años, los niños ya cuentan con sus 32 piezas dentales.

Cuidar la primera dentición: consejos

Cada niño es diferente, por lo que es importante prestar atención a su dentadura desde el principio. Para ello, visitar al dentista desde que comienzan a salir los primeros dientes de leche es una buena idea. Así el odontopediatra podrá comprobar que todo marcha correctamente y, en caso de que no fuera así, tendrá la opción de planear un tratamiento temprano.

En ocasiones, las piezas dentales definitivas salen a la luz sin que haya caído primero el diete de leche. Esta condición es conocida como dientes de tiburón. Si esto ocurre, una visita al dentista infantil será muy importante para conseguir que la dentición del menor sea lo más óptima posible.

La primera dentición es muy importante a todos los niveles, ya que marcará el desarrollo infantil. Gracias a estos dientes de leche, el niño aprende a vocalizar y emitir correctamente los sonidos. Además, estos dientes son necesarios para que el pequeño aprenda a comer y a masticar debidamente.

Si la primera dentición se descuida y no se llevan a cabo rutinas saludables, así como hábitos de higiene dental óptimos, es muy posible que esto tenga consecuencias sobre la dentadura definitiva. Por ello, hay que seguir todas las recomendaciones del odontopediatra al respecto.

Consejos para cuidar los dientes de leche

  1. Higiene dental: desde antes de que aparezca la primera dentición es importante higienizar la zona de las encías. Para ello, los padres pueden usar una gasa húmeda y frotar suavemente con ella. Así se minimizará el riesgo a que aparezcan las caries del biberón.
  2. Primer diente: cuando sale el primer diente de leche es importante visitar al odontopediatra.
  3. Cepillado dental: cuando el niño tiene cierta autonomía y ya tiene sus dientes de leche puede comenzar a cepillarse el mismo los dientes. Se usará una pasta dental infantil y los padres deberán vigilar todo el proceso. Llevar a cabo las rutinas de higiene dental en familia es perfecto para crear hábitos saludables. A partir de los 7 años de edad ya se puede utilizar un dentífrico con flúor (en pequeñas cantidades).
  4. Alimentación: la alimentación es esencial durante la primera etapa de vida. Incluir el calcio en la dieta de los pequeños es muy importante. También hay que minimizar el consumo de azúcar para proteger los dientes de la aparición temprana de caries. La primera dentición infantil es tan importante como la definitiva.