La dentición en la etapa infantil

Para hablar debidamente de la dentición en la etapa infantil e importante conocer las diferentes etapas de la dentición humana. Para ello hay que comprender que cada una de estas etapas está totalmente adaptada a las funcionalidades específicas de la vida en dicho momento. Es decir, la dentición cubrirá las necesidades propias de cada etapa, logrando que la cavidad oral sea funcionalmente óptima.

Las etapas de la dentición

Son tres las etapas en las que se divide la dentición humana. Primaria, mixta y permanente. Y cada una de ellas va acorde al momento o situación en el que se encuentra el ser humano.

La dentición primaria es la primera de las etapas. Podríamos decir que la dentición infantil estaría dentro de esta etapa y de la siguiente. También se conoce a la dentición primaria como “de leche”, por el alimento que suelen ingerir los bebés y el color blanquecino de estas primeras piezas dentales provisionales. Durante la etapa de dentición primaria aparecen un total de 20 piezas dentales (8 incisivos, 8 molares y cuatro caninos). La aparición de los primeros dientes de leche suele iniciarse a los 6 meses de edad y se puede prolongar hasta los dos años. La durabilidad de estas piezas dentales provisionales suele ser de unos 6 años, aunque es cierto que existen algunas piezas dentales que pueden permanecer en la boca de los niños hasta los 12 años de edad.

Los dientes de leche que se tienen durante la dentición primaria son bien distintos a los definitivos. Suelen contar con una capa de esmalte mucho más fina, lo que hace que estas piezas sean muchísimo más vulnerables a padecer las temidas caries dentales. Por este motivo, cuidar la higiene dental desde la aparición de los primeros dientes provisionales es fundamental. De esta forma evitaremos las caries infantiles, que pueden entorpecer la correcta salud bucodental desde que son pequeños.

La etapa de dentición mixta, suele comenzar a los 6 años de edad y se prolonga hasta los 12 años. En esta etapa comienzan a convivir activamente las piezas dentales provisionales o de leche con la primera dentición definitiva. Lo que ocurre es que el diente definitivo suele presionar la raíz del débil diente de leche, haciendo que este caiga para poder ocupar su espacio.

Obviamente, las visitas al odontopediatra son muy recomendables desde que los niños comienzan a tener sus primeros dientes. Por este motivo, se aconseja una primera visita al dentista a la edad de 2 años y, a partir de este momento, ir programando visitas periódicas. Esto hará que los más pequeños vean al odontólogo de forma normal y no acudan con miedo a la consulta. Cuando se está en la etapa de dentición mixta, será el profesional el que pueda valorar la colocación de los dientes, para valorar si el niño va a necesitar ortodoncia o no.

La última etapa de la dentición es la permanente. Esta etapa consta de la aparición de 32 piezas dentales definitivas, aunque no todo el mundo llega a tener todos los dientes. Es muy común que las cuatro muelas del juicio nunca lleguen a aparecer. Normalmente se da por finalizada la dentición permanente cuando salen las muelas del juicio, que pude ser a partir de los 18 años de edad. Es muy habitual que cuando comienzan a aparecer estas muelas se sufran dolores y complicaciones por la falta de espacio. En este sentido, el dentista será quien pueda valorar cada situación, para recomendar la extracción o no de dichas piezas dentales.

Algo común a todas las etapas de la dentición humana, pero que debe de potenciarse durante la etapa infantil, es el correcto uso de las técnicas de higiene dental. De esta forma se podrá garantizar una salud bucodental mucho más agradable y óptima. Además, limitar la ingesta de bebidas ácidas y azucaradas será una importante labor que ayudará mucho a evitar la aparición de caries dentales.