Invisaling Teen. La ortodoncia invisible para adolescentes

Conseguir una sonrisa perfecta es una de las principales causas por las que los pacientes visitan las clínicas dentales. Los grandes avances en cuestión de ortodoncia, permiten el uso de algunas técnicas para corregir la dentadura que no requieren la colocación de los tradicionales brackets. Es el caso, por ejemplo, de Invisaling, la ortodoncia invisible. En la actualidad, se ha desarrollado una nueva versión, específica para adolescentes. Invisaling Teen. Esta ortodoncia invisible para los más jóvenes dispone de todos los beneficios de su hermana mayor, Invisaling, pero con mejoras adaptadas para el uso de los pacientes jóvenes.

Ortodoncia invisible para jóvenes

La ortodoncia invisible garantiza la alineación de las piezas dentales de una forma bastante estética, ya que se realiza mediante férulas trasparentes que son totalmente removibles, conocidas como aligners. Esto garantiza un menor problema respecto a los aspectos sociales por los que algunos adolescentes no desean colocarse ortodoncia. Por norma general, suelen padecer vergüenza y, esto, limita muchísimo sus deseos de corregir su dentadura.

Una gran ventaja de la ortodoncia invisible, tanto el tratamiento pensado para adultos como Invisaling Teen, es la posibilidad de realizar unas rutinas de higiene dental mucho más completas. Esto, además, garantizaría una salud bucodental bastante más correcta. Esta diferencia con los brackets tradicionales es tremenda, porque al tratarse de aparatos dentales removibles, es posible sacarlos completamente para ejecutar a la perfección la higiene bucodental. Es decir, es posible lavarse los dientes de forma pulcra e, incluso, utilizar el hilo dental y los cepillos interproximales, algo realmente necesario para mantener una salud oral óptima.

¿Cómo funciona Invisaling Teen?

Invisaling Teen sigue el mismo procedimiento que el tratamiento Invisaling para adultos, con algunos valores añadidos. Teniendo en cuenta que el éxito del tratamiento va a depender del correcto uso de las férulas, es decir, de llevarlas todo el tiempo que el dentista estime oportuno y las características de los pacientes más jóvenes, se han creado unos marcadores de coloración azul que avisan e indican si las férulas se están utilizando durante todo el tiempo recomendado por el odontólogo.

Además, es posible adquirir aligners (férulas transparentes) individuales, sin coste alguno, para sustituir los originales en el caso de pérdida o rotura de los mismos.

Invisaling Teen ofrece la posibilidad de guiar el correcto nacimiento de las piezas dentales definitivas que todavía no han salido. Esto es algo bastante común en adolescentes y se trata de la principal ventaja que ofrece la ortodoncia invisible, Invisaling Teen.

El tratamiento suele durar entre 14 y 18 meses, siempre que el paciente siga las indicaciones precisas que exige el dentista. No obstante, gracias a los controles de seguimiento de Invisaling Teen es posible conocer desde el principio si los adolescentes están utilizando las férulas debidamente.

Es muy importante dejar claro que siempre será el dentista quien, tras valorar a cada paciente, ofrecerá las posibilidades en ortodoncia, ofreciendo en cualquier caso las recomendaciones específicas para cada paciente concreto. Además, en cuanto a ortodoncia Invisible, es posible que el odontólogo recomiende Invisaling normal. Esto va a depender de la edad del paciente y de las características del tratamiento que requiera.