Investigadores hallan el método de reparar una caries de forma natural

Las investigaciones científicas apuestan por ofrecer grandes soluciones y avances a nivel clínico, que pueden resultar perfectos para solventar ciertas afecciones. En este sentido, científicos del King’s College de Londres han dado con un método, al parecer, eficaz, que permite reparar la dentina tras una caries de forma completamente natural.

Teniendo en cuenta que el método hallado no resulta invasivo ni doloroso, aquellas personas que sufren de odontofobia o miedo al dentista, estarían de enhorabuena. La buena noticia es que, si la investigación sigue su curso y se logran los resultados que promete, la forma de reparar las caries será mucho más sencilla, natural e indolora.

Las caries son una de las afecciones más comunes a nivel de salud dental. Hasta ahora, los dentistas rellenan las cavidades que forman estas infecciones con resinas o cementos específicos. Pese a que no se trata de una de las intervenciones más doloras o complicadas de la clínica dental, son muchos los pacientes que sienten una fobia desmesurada cuando tienen que acudir a la consulta del odontólogo a reparar algún diente enfermo. Por ello, este hallazgo puede revolucionar los tratamientos odontológicos.

Autoregeneración de la dentina

El descubrimiento llevado a cabo en Londres recurre a un fármaco que se utiliza contra el Alzhéimer para lograr que la pulpa dental se regenere por sí sola. Una molécula, conocida como Tideglusib, que se usa en la medicación contra el Alzhéimer, es capaz de evitar la acción de la encima GSK-3. Esta encima minimiza la formación de la dentina.

Usando pequeñas esponjitas biodegradables bien saturadas de este fármaco, es posible favorecer el crecimiento natural de la dentina. Lo que se hace es estimular las células madre de la pulpa del diente. Según los científicos, la reparación de la pieza dental se llevaría a cabo en tan solo seis semanas.

Las esponjas que se usarían son completamente biodegradables, por lo que se funden con el paso del tiempo, dando como resultado un diente completamente restaurado.

La nueva metodología para curar las caries que plantean los científicos londinenses, elimina del proceso el uso de agujas, taladros o resinas. Por lo tanto, se trataría de un proceso nada invasivo para garantizar la salud oral. El diente se remineralizaría por sí solo, de forma natural.

La estimación de los expertos es que, en unos tres años, podría estar en el mercado esta nueva técnica de regeneración celular aplicada a los empastes dentales. Al tratarse de un medicamento que ya ha participado en ensayos clínicos para el Alzhéimer, su aplicación se aceleraría bastante.

¿Cómo se lleva a cabo la técnica?

Para lograr la regeneración natural del diente es necesario someter a la pieza dental a dos pasos claros. El dentista prepararía la zona dañada más externa de la pieza dental para, después, empujar debidamente la esponjita con los minerales a través de una pequeña corriente eléctrica. Tras esto, el diente se regeneraría por sí solo tras el paso de algunas semanas.