Instrucciones a seguir tras colocar un implante dental

La colocación de implantes dentales se ha convertido en un tratamiento muy recurrente en las clínicas dentales expertas en implantología. Siempre recomendamos que, para someterse a este tipo de tratamientos, es necesario recurrir a odontólogos expertos en la materia, que utilicen productos de máxima calidad. Esto garantizará la mayor aceptación del implante en el entorno bucodental.

Recomendaciones después de colocar un implante dental

Cuando nos hemos sometido a la colocación de algún implante dental, es necesario que llevemos a cabo algunas acciones post operatorias que lograrán hacernos la vida más fácil y, además, podrán apoyar la correcta salud de nuestro nuevo implante. Recordemos que tenemos que facilitar todo el proceso de oseointegración de los implantes.

Tras una cirugía de implantología, el dentista experto en la materia facilitará una serie de recomendaciones y requisitos a seguir para que la recuperación sea óptima. No obstante, vamos a repasar algunos de ellos.

Cuidados post-operatorios tras la colocación de un implante dental

  • La gasa que se coloca durante la intervención es muy importante mantenerla, presionando en la zona en la que se ha estado trabajando, durante al menos una hora.

  • Se puede aplicar un poquito de frío en la zona externa facial tras la intervención. Hacerlo pasadas 6 horas no comporta ningún tipo de beneficio, por este motivo se desaconseja.

  • Evitar comer hasta que los efectos de la anestesia desaparezcan. Este simple gesto evitará mordeduras y lesiones en la zona afectada. Además, las recomendaciones en este sentido implican que tras los efectos de la anestesia se coman alimentos blandos y fríos, nunca comidas calientes. Y, si es posible, hay que evitar masticar por la zona en la que se ha colocado el implante.

  • Hay que intentar no realizar esfuerzos físicos, como deportes o levantar mucho peso, durante por lo menos una semana.

  • Limpiar correctamente la zona intervenida. Desde el día posterior a la intervención será necesario cepillar sistemáticamente los puntos para evitar la acumulación de bacterias y restos de comida en ellos. Se puede utilizar un cepillo quirúrgico muy suave. Llevar a cabo una higiene correcta en la herida aumentará las probabilidades de éxito. Hacer enjuagues suaves con un colutorio con clorhexidina es, también, una buena acción.

  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol durante, al menos, una semana.

  • Si se ha ejecutado la intervención utilizando sedación consciente, el paciente deberá ser acompañado a casa y no podrá conducir durante 24 horas, mínimo.

  • Es aconsejable dormir con el cuerpo ligeramente inclinado hacia adelante. Para conseguirlo, se puede colocar un mayor número de almohadas en la espalda.

  • En caso de sangrado espontáneo, presione la zona con una gasa estéril y seca, durante unos 20 minutos.

  • En caso de disponer de alguna prótesis removible, es necesario que la lave perfectamente tras cada comida.

  • El dentista habrá facilitado un tratamiento específico que es necesario tomar, según las indicaciones del profesional. Este tratamiento, además, ayudará a evitar posibles dolores en la zona.

En cualquier caso, será el dentista el que ofrecerá en todo momento las indicaciones oportunas en función de cada caso. No obstante, si se detectara alguna anomalía extraña tras la colocación de un implante dental es sumamente importante que acuda, de inmediato, a ver al odontólogo para, así, evitar otros problemas.