Información útil sobre el cáncer oral

El cáncer oral es una de las patologías más graves que pueden aparecer en la boca. Además, cuenta con una elevada prevalencia, ya que el 5 % del total de los tumores que presenta la población general suele ser un cáncer bucal. Por norma general suele afectar más a hombres que a mujeres y existen una serie de factores de riesgo a tener muy en cuenta ante esta enfermedad. Además, actuar de forma preventiva es de vital importancia a la hora de evitar una patología tan grave como esta.

Las revisiones periódicas en la consulta del odontólogo pueden ser infalibles a la hora de diagnosticar un cáncer oral en sus inicios. Esto adquiere una importancia elevadísima, ya que estos tumores se extienden y evolucionan con celeridad. Por norma general, el diagnóstico de estas patologías se realiza de forma tardía, ya que muchos síntomas no son demasiado llamativos y los pacientes no acuden rápidamente a la clínica dental. Por este motivo, las revisiones periódicas son tan importantes. Esta es una forma de conseguir un diagnóstico eficaz y rápido que, en muchas ocasiones, es vital para eliminar y tratar el cáncer.

Síntomas del cáncer oral

Son muchísimos los síntomas que están relacionados con el cáncer oral. No obstante, hay algunos que pueden ser comunes a estas enfermedades, pero no por ello son signos claros de las mismas. Esto significa que algunos de los síntomas que vamos a mencionar aquí no tienen por qué estar relacionados con un cáncer en la cavidad oral.

La úlcera bucal es uno de los signos más claros del cáncer oral. Si una úlcera no se cura debidamente con el paso del tiempo sería primordial consultar con el especialista para que pueda valorar las diferentes opciones y tratamientos. Además, cuando existe esta patología los tejidos bucales tienden a cambiar ligeramente de color. Todo esto se estudia de forma ordinaria en la consulta del dentista, así que las visitas rutinarias son esenciales.

Entre los síntomas más comunes del cáncer bucal destacan la formación de bultos en la boca, zonas ásperas, el dolor y la sensibilidad dental o la pérdida de la misma. En ocasiones, los pacientes afectos presentan dificultad para masticar o para hablar. Pero, como hemos dicho antes, la aparición de estos síntomas no tiene por qué estar relacionada con el cáncer. En este sentido, acudir al odontólogo es lo más importante, ya que podrá establecer los pasos necesarios para descartar patologías graves o, en su defecto, diagnosticarlas.

Lo más habitual es que el cáncer oral aparezca en cualquier zona de la cavidad bucal o el cuello. Las localizaciones más importantes suelen ser el labio, las encías, la lengua, el paladar y el suelo de la boca. Obviamente, cada lugar en el que se detecta el tumor tendrá asociado un tratamiento diferente. Pero lo más importante es un diagnóstico eficaz y rápido.

Factores de riesgo y prevención del tumor

Existen algunos factores de riesgo relacionados con el cáncer oral a tener en cuenta. Esto indica que las personas que están ubicadas en estos grupos de riesgo deben tomarse muy enserio las visitas a su dentista y la prevención de la patología.

El factor genético es uno de los factores de riesgo más importantes. Si algún familiar ha sufrido un cáncer oral es necesario que el paciente pase sus revisiones periódicas, para detectar cualquier posible alteración en los tejidos de su cavidad bucal.

Además, la edad y el sexo también son influyentes. Lo más habitual es que el cáncer de este tipo aparezca en personas mayores, de entre 50 y 70 años. Además, suele afectar más a hombres que a mujeres.

El tabaco y el alcohol consumidos en grandes cantidades también es un factor de riesgo a la hora de desarrollar este tipo de tumores orales. Los factores hormonales, metabólicos y hepáticos, además de las infecciones sistémicas son también algunos factores a tener en cuenta.

La prevención del cáncer oral pasa por llevar a cabo un buen control en la clínica dental. Es decir, las revisiones periódicas por parte del dentista pueden detectar problemas y patologías graves de forma incipiente. Esto eleva las posibilidades de curación. Además, evitar el tabaco y el alcohol es una medida preventiva ideal para disminuir los riesgos. Además, proteger los labios del sol y llevar una dieta saludable, rica en verduras y frutas, pescados y aceite de oliva será una inestimable ayuda para prevenir este tipo de patologías.

Detección del cáncer oral

La detección del cáncer oral de forma precoz es primordial para evitar daños mayores. En este sentido, cabe destacar que, si se aprecian lesiones en las mucosas orales, como placas blancas o rojas, que no desaparecen por sí solas en el plazo de dos semanas, habrá que visitar de inmediato al odontólogo. El profesional se encargará de realizar una exploración más exhaustiva para garantizar la correcta salud oral. La detección precoz del cáncer aumenta las posibilidades de curación.

Para conseguir esto es fundamental realizar exploraciones periódicas en la cavidad oral. Para ello, es posible realizarlas en casa de forma habitual. Periódicamente se puede revisar bien las mucosas de la cavidad oral para detectar posibles placas pre cancerígenas. Se trata de lesiones blancas y/o rojas que pueden conllevar úlcera o no. Si estas lesiones permanecen más de dos semanas es importante pedir cita en el dentista. No suelen doler, así que el dolor no es un indicativo.

En la auto exploración es importante contemplar bien todas las mucosas. Para ello un espejo pequeño y una luz potente pueden ser de gran ayuda.

Obviamente, pese a que se realice la exploración en casa, esto nunca sustituye a las visitas periódicas a la clínica dental.