Implantes de titanio. Por qué es el material más elegido

Los implantes dentales se colocan en los huesos que hay bajo las encías para sustituir la raíz de los dientes y, así, ejercer de base para las coronas y los puentes dentales. Los implantes de titanio son los más comunes que podemos encontrar, debido a la biocompatibilidad de que disponen en el medio en el que se colocan. Teniendo en cuenta que deben ser soportes estables para los dientes, es necesario que las prótesis dentales sean lo más naturales posibles y que ejerzan un proceso de oseointegración activo.

Los implantes de titanio son los más elegidos por los dentistas

Generalmente, los dentistas suelen elegir el titanio como material más adecuado para colocar los implantes dentales. Sus propiedades químicas en distintos medios son las más apropiadas para conseguir mimetizarse con el entorno en el que se establecen, eliminando incompatibilidades y problemas que puedan derivarse de la implantología.

Además, el titanio es uno de los metales que mejor resiste a la corrosión, por lo que es capaz de ejercer la función de las raíces dentales estupendamente. Cabe destacar que los implantes de titanio resultan extremadamente resistentes para las funciones que deben desempeñar en  la implantología dental. De ahí que sea uno de los metales más utilizados por los odontólogos expertos en implantes dentales. Y, también, es muy ligero, mucho más que otro tipo de metales. Esto es así porque su densidad es bastante baja.

Algunos metales como el zirconio y el tantalio han resultado ser excelentes para su uso biomédico si se utilizan con aleaciones de titanio, además de no ser tóxicos en absoluto. Pero lo que ocurre con este tipo de aleaciones es que pierden bioactividad. Es decir, no facilitan el proceso de oseointegración entre el hueso maxilar y el implante dental. En este sentido, el implante fabricado únicamente en titanio es sumamente efectivo y garantiza una oseointegración muy eficaz. Lo que hace que los dentistas opten por este material, tan resistente, para la colocación de implantes dentales en sus pacientes.

Por todo esto, los implantes de titanio se han convertido en la opción más usada para la colocación de prótesis dentales en las clínicas especializadas en implantología dental. No hay que olvidar que el proceso de colocación de los implantes requiere de una pequeña cirugía ambulatoria, que debe llevar a cabo un odontólogo especializado en ello. El dentista valorará al paciente y seleccionará el tipo de implante que conviene colocar según la funcionalidad y las características bucales de cada persona.

Hoy en día, tras la cirugía de colocación de los implantes de titanio, si el hueso dispone de buena calidad y el cirujano usa un sistema de implantes adecuado, es posible colocar inmediatamente la prótesis dental. Esto es lo que se llama “implantes de carga inmediata”. Para que los sistemas de implantología dispongan de una durabilidad elevada será necesario cuidar los implantes siguiendo las recomendaciones del dentista tras su colocación.