Hábitos perjudiciales para los dientes: tabaquismo

Uno de los hábitos más perjudiciales para la salud dental es el tabaquismo. Los pacientes fumadores tienen un riesgo mucho más elevado a sufrir patologías dentales, como la enfermedad periodontal. Pero, además el riesgo a padecer un cáncer oral es también más alto en aquellas personas que fuman de forma habitual.

El tabaquismo provoca serios daños en la cavidad oral. Además de ocasionar las manchas amarillentas en las piezas dentales, está ligado a una mayor prevalencia de la enfermedad de las encías. También es una contraindicación a la hora de conseguir tratamientos exitosos contra la periodontitis.

El humo del cigarrillo contiene más de compuestos químicos tóxicos para el organismo. Los más dañinos son el alquitrán y la nicotina, que pueden ocasionar la aparición de patologías dentales muy graves.

Según estudios llevados a cabo por expertos en periodoncia, 9 de cada 10 pacientes con malas respuestas a tratamientos periodontales son fumadores habituales. Esto indica que el fracaso a la hora de pasar por un tratamiento de implantes dentales es muy superior en personas que fuman.

Tabaquismo y patologías dentales

El tabaquismo también genera una reducción considerable de las defensas. Esto favorece que las bacterias dañinas, que se instalan en el periodonto, sean más fuertes y más difíciles de eliminar. Por este motivo, el riesgo a padecer una patología periodontal es mucho mayor en personas fumadoras, que en aquellos que no suelen fumar.

Las encías de los fumadores tienen menos flujo sanguíneo, lo que genera también una reducción en los niveles de oxígeno. Este es el principal motivo por el que las encías de los fumadores pueden contar con menos defensas. Obviamente, estas bacterias son capaces de generar destrucción dental en gran medida.

Los datos de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), avalan la teoría de que el tabaquismo aumenta el riesgo a sufrir enfermedad periodontal hasta en tres veces. Además, hay que sumar que el diagnóstico de las patologías de las encías en los fumadores suele retrasarse muchísimo. El mayor síntoma de alerta de la aparición de la enfermedad periodontal es el sangrado de encías y en el caso de los fumadores, este problema es mucho menos frecuente.

Cáncer oral y tabaco

Por otra parte, una de las enfermedades bucodentales más graves que existen en la actualidad, el cáncer oral, está directamente ligado al tabaquismo. Pese a que la prevalencia de estos tumores no es muy alta, sí que afecta en mayor medida a fumadores. Si además se une el alcohol a la ecuación, los riesgos a padecer cáncer oral serán mucho mayores.

El tabaquismo es uno de los graves problemas para la salud oral. Por ello, evitar fumar de forma constante y habitual puede convertirse en una opción muy favorable para garantizar una salud dental mucho más óptima.