Gafas de realidad virtual para minimizar la fobia al dentista

El miedo al dentista u odontofobia es una patología psiquiátrica tipificada por la Asociación Americana de Psiquiatría. Por lo tanto, hay que destacar que la fobia al dentista es una afección muy común, que debe de tenerse en cuenta cuando se tiene que visitar la clínica dental.

Un estudio reciente demuestra que el uso de gafas de realidad virtual, que transportan al paciente a entornos paradisíacos y naturales, es muy positivo para mantener el estrés controlado y los niveles de ansiedad muy bajos.

El miedo al dentista se presenta como una fobia incontrolable a acudir a la clínica dental. Pese a esto, cuidar la salud oral es tan esencial que estos pacientes deberían hacer esfuerzos muy importantes para evitar las afecciones bucales más graves. Además, contar con odontólogos especializados en tratar a pacientes con odontofobia es primordial para conseguir mejores resultados de tratamiento.

Hoy en día, son muchas las técnicas que se usan en las clínicas dentales especializadas para minimizar la ansiedad ocasionada por la fobia al dentista. Se trata de usar procedimientos relajantes o, incluso, recurrir a la sedación consciente de los pacientes.

Estudio para reducir la ansiedad por la fobia al dentista

El estudio, elaborado por científicos ingleses, ha sido publicado en la revista Enviroment and Behavior. Los investigadores quisieron comprobar si la realidad virtual podía convertirse en una tecnología óptima para tratar a personas con miedo al dentista.

Para ello, usaron gafas de realidad virtual y cascos, con sonidos que los llevaran directamente a sentir el entorno en el que se encontraban de forma virtual. Entre las imágenes que mostraron a los pacientes había una playa paradisíaca y una ciudad ficticia.

En total fueron 70 los pacientes que accedieron al estudio de forma voluntaria. Con un criterio aleatorio se trató de forma convencional (sin realidad virtual) o usando la tecnología en cuestión.

Los resultados demostraban que aquellos que habían sido tratados en la silla del dentista con las gafas de realidad virtual mientras daban un paseo por la playa, mostraban niveles de ansiedad mucho más bajos que quienes no usaron las gafas. Sin embargo, también cabe destacar que los que llevaron las gafas mientras daban un paseo ficticio por una ciudad no mostraron diferencias respecto a los que no fueron tratados con realidad virtual.

Los investigadores achacan este hecho a que no vale simplemente la mera distracción del paciente, sino que es necesario crear un entorno agradable, que le invite a relajarse. La ciudad se asocia al estrés, por lo que los pacientes con fobia al dentista no vieron reducida su ansiedad. Sin embargo, las imágenes de entornos naturales suelen ser mucho más adecuadas para minimizar el estrés.