Funciones de la saliva y cómo afecta a la salud

La saliva es primordial a la hora de cumplir varias funciones en beneficio de la salud bucodental y la salud general. Se trata de un líquido, eminentemente acuoso, que resulta insípido, incoloro e inodoro. Su principal función es proteger debidamente la microflora de la boca de los patógenos y microbios que puedan ocasionar daños en la salud oral. Además, es capaz de controlar de forma óptima el pH de la cavidad bucal.

Cuando una persona padece xerostomía, es decir, una disminución notable y continuada de flujo salival, está exponiendo su salud oral a la actuación de microorganismos dañinos que pueden afectar a la cavidad bucal. Además, se hace más susceptible la boca a sufrir enfermedades ocasionadas por hongos, como la candidiasis.

Según los estudios llevados a cabo sobre la saliva y sus funciones, esta es primordial para proteger la salud bucodental de infecciones y prevenir la aparición de las temidas caries dentales. La saliva es un fluido orgánico realmente importante para mantener la salud oral en perfecto estado y disminuir el riesgo a sufrir caries.

Cada día se producen entre un litro y un litro y medio de saliva. Pero es posible que, debido a diversos motivos, la producción óptima de saliva se vea mermada de forma considerable. Algunos medicamentos, así como condiciones como la menopausia, las situaciones de estrés y ansiedad, etc. pueden ocasionar una disminución muy llamativa de la saliva y esto afecta directamente a la salud general y dental.

Por este motivo, la correcta higiene dental es tan sumamente importante, ya que eliminar las bacterias de la boca es esencial para evitar enfermedades orales. Sobre todo, si la cantidad de saliva es insuficiente.

Funciones de la saliva en la salud

Algunos alimentos son ideales para aumentar la producción de saliva haciendo que esta actúe directamente de forma notable para garantizar la salud de la boca y de la dentadura. Cuando los ácidos están presentes en la boca, la saliva es el fluido ideal para neutralizarlos y evitar el daño que pueden ocasionar a las piezas dentales. Además, la saliva ejerce una inestimable ayuda a la hora de garantizar la remineralización de los dientes.

Todo esto indica que una de las funciones más importantes de la saliva es actuar en la prevención de las caries dentales, pero también juega un papel importante cuando las caries ya han aparecido remineralizando debidamente la dentadura.

La saliva es segregada a través de las glándulas salivales, que se dividen en mayores y menores. De las primeras se localizan seis en la boca y de las segundas hay más de 600 en toda la mucosa oral.

Entre sus funciones, además de la prevención de las caries dentales, cabe destacar que es necesaria para que la digestión sea la adecuada, además de ser primordial para el mantenimiento y control del pH bucal, así como para proteger la salud de la boca debidamente.

Durante la noche, la producción de saliva disminuye muchísimo. Por este motivo es tan importante la rutina de higiene dental nocturna. Es importante mantener la boca protegida y usar pastas dentales fluoradas para que las bacterias no ataquen a los tejidos dentales cuando la saliva no puede hacer más.