Extraer una muela durante el embarazo

El embarazo es una etapa muy complicada y delicada para la mujer, ya que cualquier enfermedad, dolor o padecimiento pueden afectar al feto, que está desarrollándose en esos momentos. El problema radica en que también los tratamientos pueden ser negativos, tanto para la madre como para el feto, de ahí que se tenga que tener mucho cuidado con cualquier intervención que se realice o cualquier tratamiento que se le ponga a la embarazada.

Durante el embarazo, ¿es posible extraer de una muela?

Muchas personas se preguntan si es posible la extracción de una muela durante la etapa del embarazo, por lo que nosotros vamos a responder a esta cuestión, para quien esté padeciendo un dolor extremo en el molar y quiera saber si puede extraérsela, en su clínica dental de confianza.

La respuesta es que sí, es posible extraer una muela durante el embarazo, pero solo en los casos concretos en los que sea muy necesario hacerlo, por ejemplo por una infección en la pieza dental o por un dolor demasiado agudo en la zona.

El odontólogo tendrá que hacer un estudio personalizado de la paciente y ver si en su caso es altamente imprescindible realizar la extracción, porque si se puede evitar, será mejor así. Por supuesto, para realizar este procedimiento hay que tomar unas precauciones pertinentes para ello.

Contraindicaciones de extraer una muela estando embarazada

La extracción de una muela es un proceso rutinario en muchos pacientes, sin embargo, en el caso de las embarazadas hay que tener en cuenta que se convierte en un proceso complicado y que solo se debe hacer con motivos muy importantes. Además, existen ciertas contraindicaciones.

-Durante los tres primeros meses de la etapa del embarazo, los fármacos y las radiografías están prohibidas en la mujer, porque cualquiera de estos dos elementos le afectarán de forma negativa al feto, que se está empezando a gestar. Por tanto, los tratamientos dentales quedan casi descartados por completo, salvo algunos de urgencia.

-En los siguientes tres meses, las radiografías con protección sí se pueden hacer en la paciente, en caso necesario, claro está. Por ello, sí se pueden efectuar algunos tratamientos dentales.

-Por último, en los tres últimos meses, de nuevo vuelve a ser negativo el realizar tratamientos dentales, solo se aconsejan los de emergencia y en casos muy necesarios. Hay que tener en cuenta que la anestesia es muy negativa en las embarazadas, por eso, en caso de necesitarla, el dentista tendrá que escoger cuál es la adecuada para la paciente.