Evitar la pérdida de dientes en pacientes con periodontitis

Una de las consecuencias más graves de la periodontitis es la posible pérdida de piezas dentales si la patología evoluciona al no ser tratada eficazmente. En los casos más severos de enfermedad periodontal, controlar la inflamación de las encías para evitar que el hueso que sostiene a los dientes se destruya es esencial. En este sentido, investigadores brasileños han realizado un estudio que demuestra que el tratamiento con la hormona melanocortina puede controlar esa inflamación.

La periodontitis, o piorrea, es una patología de carácter grave, que afecta a la salud bucodental. Además, la enfermedad periodontal se asocia de forma muy negativa con la aparición de otro tipo de enfermedades sistémicas que pueden conllevar graves consecuencias para la salud. Esta enfermedad aumenta el riesgo a sufrir enfermedades renales, cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Por lo tanto, controlar la inflamación de las encías, evitando que el hueso que sujeta a los dientes desaparezca es esencial.

La periodontitis es muy común en pacientes de más de 35 años de edad. Esta enfermedad oral está caracterizada por la inflamación y sangrado de las encías. La gingivitis es el primer aviso de la enfermedad periodontal que, al no ser tratada, irá evolucionando, llegando a provocar la destrucción del hueso alveolar. La mala higiene dental suele ser el origen principal de la enfermedad, aunque otros factores intervienen también en su desarrollo. Por ello, acudir a revisiones periódicas en el odontólogo es muy importante. Y, obviamente, la prevención de la patología pasa por seguir rutinas de higiene dental muy exhaustivas.

El estudio con la hormona melanocortina

En la revista “The FASEB Journal” se ha publicado este estudio, desarrollado por investigadores de la Universidad Federal de Minas Gerais en Brasil. Los resultados de dicha investigación resultan bastante alentadores para el tratamiento de la periodontitis, ya que se ha podido demostrar que el tratamiento con la hormona melanocortina permite evitar la inflamación de las encías, previniendo la pérdida del hueso que sostiene a los dientes.

El estudio se ha realizado en ratones, que fueron divididos en cuatro grupos. De esta forma pudieron comprobar los efectos reales del tratamiento hormonal en los animales. Tras treinta días de investigación se demostró que el suministro de melanocortina redujo la infiltración de neutrófilos en la zona, provocando una reducción de la inflamación y la prevención de la pérdida ósea de los dientes.

Esta investigación arroja bastante luz ante el tratamiento de la enfermedad periodontal, una de las patologías dentales más graves y con peores consecuencias. No obstante, la prevención de la enfermedad es clave para evitar la desaparición de los dientes. Por lo tanto, seguir las mejores rutinas de higiene bucal y llevar a cabo una dieta saludable es muy importante para garantizar la salud de los dientes y la cavidad oral.